TIEMPO DE ASOMBRO

Los ojos sin límites

extendían su mirada

sobre la apagada frondosidad

de un tiempo corrido

de asombro

en el océano

de dudas.

 

La mirada extendía su horizonte

sobre la ciudad quieta

hecha de sueños,

que en el ahora

de un presente vacilante

cubría sus instantes

de fantasía

con sábanas estiradas,

para esconder

la inocencia

de su pensamiento.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment