TRAS LA DERROTA

Ahora, que la vestía coronada

esta siendo derrotada,

con el sosiego

de un encierro

y las voces queridas,

caídas en la distancia

que separa.

Aniquilando su misterio

eleva las manos al cielo

separa las plúmbicas nubes

y convence al viento

con las palabras de tu mirada,

para que sople

la tibia brisa de primavera

sobre el alma de este mundo,

para que puedas sumergirte

en el mar azul de sus alegrías,

para poder sonreírle

a la blanca luna,

mientras sueñas

en el silencio

con vivir después

de tanto dolor y pena,

la vida de nuevo

navegando

en las tranquilas olas

del deseo.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment