TRAS LAS MURALLAS

Tras las murallas

que custodian la historia

de esta ciudad mía,

la lluvia golpea

las vetustas casas

de barro y piedra,

mientras camino

por sus callejuelas

en busca de recuerdos

y por casualidad

lagrimas encuentro

frente a la verja desteñida

y una puerta desusada

con un nombre conocido

en el derrame de su batiente.

 

Un nudo en la garganta se formo

y mis ojos lagrimean un recuerdo,

penetrando en mi alma

su dulce tristeza

llenando ese vacío

del recuerdo añejo

de una juventud

que se perdía

en la alocada adolescencia

donde amistad y amor

eran dos valles

demasiado grandes

para recorrer en una tarde

quedándose sus momentos

en un rincón especial

del corazón.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment