TÚ ERRES

Cuando miro tú rostro

una sonrisa natural

sin patria ni ley

tenuemente en el infinito

de las miradas oyentes

se difumina en la pausa

del tiempo quieto

iluminando el mío,

mostrando la felicidad

de ese dulce sentir

al reflejarme sin pensar

en esa mira tuya

que implacable

se adentra sin miedo

en mi corazón herido.

Las caricias de tus manos

estremecen mis arrugas

sintiendo como

la ola de tu susurro

purifica mi piel

con su brisa.

 

 

Tú eres mi cielo

claro y limpio,

sin borrones.

 

 

Tú eres mi amor

que libre baña la playa

de mis sentimientos.

 

 

Tú eres mi viento

libre y salvaje

que se lleva

mi desconsuelo.

 

 

Tú eres mi fuego

que enciende la mecha

del volcán de mi ímpetu

quemando las brasas

de mis dudas.

 

 

Tú eres el romance

de ese verso mío

que ante tu figura

se vuelve sin pena

verde hoja cimbreante

en el viento del tiempo.

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment