TU VOZ

Al oír tu tierna voz

su huella me cautiva

y un silencioso entusiasmo

se postra en el pensamiento

palpitando el corazón

al sombrear tu nombre

la memoria.

 

El susurro de tu voz

se semeja

a la sonora hablilla

de la persistente lluvia

sobre el patinado cristal

que tu rostro refleja

la languidez del día.

 

Hoy en tu voz

vagas melodías circulan

pues las horas

del sino de este día

se presagian amargas

huyendo las alegrías

pues la pena te avasalla.

 

Pippo Bunorrotri.

 

7 Comments

A %d blogueros les gusta esto: