UN AMANECER

Hoy el cielo a nacido

con su alborada

comprimida

y sobre la ciudad

las nubes embolsan

las lagrimas

del perdón de un día

con las que lavar

el rostro de una ciudad

que consume el dolor

de un caos que dibuja

extraños garabatos

en los sueños

de los rostros

que caminan

de la mano

en ese tiempo

que se hace historia

persiguiendo ese día

inexistente

de su existencia.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

A %d blogueros les gusta esto: