UN DÍA CORRIENTE

En las grietas

del hoy que transita

en ese presente cansado

tu mirada se pierde

en el horizonte

del ardor citado

en el despunte

de la madrugada

buscando ese aliento

que te ayude

en el transito del día;

ve los alegres charcos

que la lluvia de la noche

ha dejado;

ve los desnudos arboles

que sus vergüenzas esconden

y ve el volar

de palomas inquietas

que juegan en el viento.

 

En el guiño de la mente

las cosas hechas se cuelgan

en el armario de la apatía

y los por hacer… esas

que han jugado al despiste

se inclinan ante la luz

del fulgor de la incertidumbre

mientras el día crece

dentro de su sayo

sin olvidarse del parpadeo

de su locura.

 

La voz de los pensamientos

le habla al silencio

sosegando su alma sedienta

que busca la libertad

de su obligación

contando los pasos

de las horas

en el desierto

de su soledad

haciendo que sus pasos

sean esa melodía

que necesita la emoción

de tu alma, mientras

los susurros del adverbio

hacen soñar a la mente,

y al corazón,

y es entonces cuando

empiezas a entender

la locura del silencio

en ese día corriente

de tu vida.

 

Pippo Bunorrotri.

 

4 Comments
  • Francisco Bravo Cabrera
    Posted at 21:13h, 14 enero

    Bella obra Pippo…queria decirte que te he nominado para el premio llamado “Mystery Blogger Award”. Un saludo,
    Francisco

    • admin
      Posted at 22:21h, 14 enero

      Gracias por tu nominacion y por tu tiempo de lectura. Un abrazo

      • Francisco Bravo Cabrera
        Posted at 23:50h, 14 enero

        Un placer y un saludo de Valencia

        • admin
          Posted at 00:12h, 15 enero

          Gracias 😊