UN RECUERDO

Era un infante

cuyos dientes

rompe el llanto,

cuando llegaron

tiernos y bravíos

al arrullo de mi misterio,

los sentimientos,

esos que en el miedo

de mis noches

eran el escudo

de la ilusión

de una esperanza.

 

Cabalgue en los años

y ellos me acompañaron

reprimiendo miedos

robando alegrías,

ocultando fracasos,

ensalzando virtudes.

 

Todo eso nace y muere

en el momento de un instante

que hiere el sentimiento

que es el que se queda

esperando a la esperanza

de otra primavera

donde los sentimientos

gozaran de la alegría.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment