EMOCIONES

En el alocado impulso

de las emociones,

sientes ese silencio

que acaricia

tu espíritu placido,

vibrando en el tambor

del discernimiento

la esperanza aguardada.

 

En el disparatado ímpetu

de las emociones,

la luz del nuevo día

hace renacer

la algarada

de ese sueño

alborotado en el tiempo

que perturba sin templanza

el entresueño lucido

de la noche oscura.

 

En la insensata  tentación

de las emociones

las horas del tiempo

que son segundos perpetuos

amortiguan el ruido,

de la agitación

del suspense,

controlan los gritos,

los gemidos y sollozos

de ese momento eterno

que dibuja un recuerdo

del pasado secreto

donde la emoción

era calma.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment