LA NIEBLA Y EL AMOR

La niebla,

no deja huellas

en la nieve.

 

El amor deja,

profundas cicatrices

que escuecen

la alargada herida

de la sombra dolida,

que dibuja surcos

en la niebla

de las huellas

en la nieve.

 

La niebla,

es el manto frio

del lamento.

 

El amor padece,

en las ciegos añoranzas

que caminan

en la nieve

de un blanco sueño

que prende estrellas.

La niebla,

esconde en su regazo

los secretos de ese amor

que se escapa

en el sollozo

de una lagrima.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment