MI CUERPO

Yace mi cuerpo

en la magestuidad

de la noche,

viendo como

el mudo silencio

batalla en las sombras,

a pecho descubierto,

entre voluntad y deseo

haciendo que ese

eterno instante

del enigmático sosiego

refleje la soledad

de la memoria,

que contempla la luna

para que le infiltre

ese valor necesario

para escuchar sin fobia

las añoranzas

de la congoja

de su dolo.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment