NUNCA

Nunca manifesté

lo que el deseo

del corazón anhelaba,

sin embargo ame

lo que el tiempo

me mostraba

con la evidencia

de su realidad.

 

 

Deseche las horas perdidas

de la fabula de un calendario

y en las dudas hipócritas

de los días remarcados,

perdí los minutos

de mentiras y engaños

de unos sueños

equivocados.

 

 

Nuca quise

instantes olvidados.

Siempre quise,

momentos

en el recuerdo

de la memoria.

 

 

Por eso llore

cuando el amor

se fue entre limaduras

en el correr sin freno

por la polvorienta senda

del abatimiento de la pena,

y ahora en el tiempo, añoro

el sencillo susurro

de esa poesía

que nunca manifesté

y que siempre está ahí,

en el suspiro del día.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment