TE VAS

Te vas,

en el crepúsculo

del amanecer cubierto

de plúmbeo celaje

sin el velado adiós

de serena despedida,

sin percatarte tan siquiera

de que contigo te llevas

la sombra plateada

de la existencia

de mi ventura en el día a día,

quedándome solo, sin sombra,

en la pedregosa travesía

de la tormentosa soledad

de una realidad vacía.

Te vas,

y tránsito en alpargatas

buscando la esencia

de ese tiempo mio,

sintiendo en cada huella

los vidrios rotos clavarse

en las arduas quejas

de los sentidos llantos

de unos quejidos impropios

de ese recuerdo tuyo.

 

Te vas,

en el silencio

de unas promesas rotas

nacidas en las lagrimas

de los perennes reproches

de las ausencias engendradas

en el desierto del desamparo,

creciendo como nenúfar

en el lago velado

de las lagrimas ocultas,

la nostalgia tranquila

del encierro potestativo

de la palabra sentida.

 

Te vas,

y en la soledad

de mi sombra

la tormenta, el argavieso

de mis palabras deploradas

se desatan al viento

en el plúmbico cielo

de unas mudas respuestas

a unas preguntas gritadas,

anegando la orfandad

de tu ausencia,

quedándome estirado

en la añeja balsa

del querer

sin sentido.

 

Pippo Bunorrotri.

 

No Comments

Post A Comment