UN BESO

Un beso llamo a tu puerta

mas el arrogante abrazo

rechazo la caricia de la boca,

aun así, el licenciado beso

en la convicción de su deseo

dejo el mensaje cifrado

en la entreabierta boca

festinada por el arrojo

de la misiva concisa

dejo que las caricias

colgasen del espanto

para acoger la boca

de ese beso invisto

que firma el remitente

del cariño que siente

por esa boca que besa

en el desaliño

del pasmo.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment