El día llora empapando las horas de la encomienda a la memoria y el absurdo silencio del viento, atraviesa los remolinos de las horas del tiempo de un día que importa, donde un sentimiento nace y muere en cualquier  momento, sin importarle las palabras vacías del ruido que precede al silencio.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/yzlWvNbxrho...

Flores frescas de la verdosa y florecida era escogeré para ti y con su aroma escribiré tu nombre en el rebozo del viento.   Te envolveré con el velo de mis emociones, de mis sonrisas, de mis suspiros, en el delirio de mis lagrimas.   Bajo el manto de mi sombra protegeré tu delicada figura del poseído destino y besare el beso de tus carnosos labios.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/hBY6Ckk0CNA...

El rostro de tu recuerdo desnudo desapareció en la tormenta de versos, en medio del perfume de la tinta de un libro muerto; con un silencio, con una ofensa, con un beso.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/7qy2_bWd79E...

En el empíreo de mi memoria la nirvana de su recuerdo gimió en ese tiempo donde todo espera y nada termina haciendo que el silencio de las palabras adormezcan la oscuridad de las horas.   Pippo Bunorrotri....

Te he buscado en los barbechos campo de los grises días, en los prados húmedos de las noches estrelladas y te he encontrado en el lado de los sueños con el escalofrió del olvido.   Con la zarza de mis brazos te retuve a mi lado despojándote de los harapos del pasado y como si fueses un recién nacido en tu...

Ardientes besos, entrelazados cuerpos, entrecortados sollozos, con sus interminables  jadeos que inolvidables son en la memoria.   Extraño esos momentos de sonrisas libres y tercas muecas que se quedan en el recuerdo.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/JKoJNsq3RQo...

Sobre las sombrías ciudades del pesaroso caminar en el destino, el sigiloso aliento de la tristeza congela el velo de su sonrisa y la escucha del silencio.   Magulladas lagrimas surcan el rostro de una desnuda esperanza que se atreve a soñar en una mañana sin pena.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/ei10pSkv4vo...

En el jadeo de un sollozo, mudo y seco, una lagrima se deslizo por su rostro mostrando el brillo de su deseo, en la sonrisa que su pasión escondía. El corazón grito a la mente en la confusión de su reflexión que apartándose dejo que el complaciente corazón luchase con el tiempo donde corazón y mente se guardan sin aliento.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/OwK2lk7UdrM...

Quiero ser…, ese anhelo independiente sin susurros ni murmullos, que la expresividad de mi rostro cambie.   Quiero ser…, ese que camina seguro de realidades y verdades enmascaradas.   Quiero ser…, ese que la lluvia de mis lloros limpie mis dudas inundando esas abstracciones que mis sueños prolongan en las lunas menguantes.   Quiero ser…, ese anhelo que como un búho vuele libre en el silencio de la noche sobre...

En la enjundia caverna del oscuro sueño, la mente vaga por el pensamiento, con los pasos del latir de un corazón, que se estremece ante el silencio de la mirada perdida, que analiza la brisa del ahora presente, confundiendo el arrebato de éxtasis de la belleza, despistando al tiempo del ahora del sueño.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/z4PKzz81m5c...

Robas mis pensamientos capturando la esencia de mi intranquilo sueño para dormir en mi tiempo, mientras vivo cada segundo en la cuna de tus manos contando las palabras del inquieto sentir de mi mente.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/z4PKzz81m5c...

Lagrima de arena, llantos de brisa, suspiros al viento, miedos que huyen del indolente dolor dejando en mis manos la confiada rabia que contenga el enojo de un engaño que cambia mi realidad para siempre, en la que el humo de noches de pasión solo son los lamentos de mi recuerdo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/fVPB7aQHRUU...

En el destello del crepúsculo surge el animado ajetreo del nuevo aggiornamento entre el bullicio de palomas y gaviotas y los colores del día.   La indiferencia se desvanece ante la delicadeza de un día que sueña con la alegría, olvidándose en la memoria de los silencios de la noche y de las miradas distantes que en la lejana oscuridad se borran...

En el descaro puro de ese momento casto en que el lascivo silencio grita al desierto de la nada la desesperación de su dolor, el inocente sosiego se agrieta goteando lagrimas de soledad, en el profundo vacío del sentir del alma el chis-porreó encendido de unas emociones apresuradas, susurrando veladas sonrisas de libertad; de unas horas, de unos días, de una vida entretejida...

Tumbado sobre el azul mar dejo que la mirada, se pierda en la efervescente gloria, buscando ese rincón donde escuchó el misterio viendo su luz en la negra ausencia.   Fantasía  que vuela en el descuido de un tiempo, que apremia, en la tormenta seca del suspiro.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/NLCHFU_EPxY...

En el arrebato de mi deseo me arroje a tus brazos sintiendo la avalancha de esa pasión tuya y el derrumbe de la mía, en ese instante de lasciva incontinencia, donde pasión y deseo son un volcán en erupción, del corazón brota un chorro de emociones que la memoria escribe en el estremecer del despertar.   Dos rostros sobre...

Suspira la noche sobre el cielo pajizo que se apaga, con el vuelo trazado de la arrogante gaviota que su descaso esconde bajo sus bullangueras alas.   Observo desde la borrosa atalaya de mis desviviros como las turbias sombras cruzan la calle de la utopía, fascinándome el discreto vistazo de mi  mirada, que en la quimera de su misterio, distorsiona el travieso movimiento de unas...

Paseo por las calles de esta ciudad que recuerdos cobija en el regazo de sus piedras y en sus callejuelas no reconozco las sombras de sus huellas. Los rostros enmascarados que por ellas transitan no son más que siluetas que arrastran quejosas las voces inquietas, llenas de dudas y sin aliento, suspirando por el viento de un ayer contraído que se fue...

En tu tiempo corrido conociste rostros y mascaras que llenaron las horas de tu existencia cotidiana.   Horas que perdiste en el desencanto de una mirada perdida –la tuya- y de su errante alma, y con el viento de la decepción curaste las heridas del arrepentimiento, quedándote  solo contemplando el resumen del pasado donde solo ha quedado el rastrojo quemado de aquel encuentro en las...

Cuantas miradas perdidas en el horizonte de una vida, cuantas pasiones soñadas, cuantos deseos no empezados, cuantos suspiros encontrados, cuantas palabras pensadas fueron barridas por la realidad de una verdad indebida, de unas mentiras ocultas tras la máscara del ego, que atrapadas en el tiempo de las horas se convirtieron en espejismos de una soledad perenne que solo...

En esta primavera donde los silencios florecen bajo el cielo que llora, el burlón vacío se llena de la angustia de una voz que se eclipsa ante la soledad de los sonidos de unas sombras sin reloj, ni días que miren el cielo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/2bFo65szAP0...

Desnudo y desarmado el mundo mira al real virus coronado, que con su mascara sin rostro enmudece palabras y sonrisas deja cortadas en el pestañeo de una mirada suspendida en  la realidad que mira al grito de la luna, al aliento del viento, al susurro de una madre, al silencio de un abuelo, al lamento de una abuela, a la...

TÚ, sueño de un instante adormecido en el tiempo, que naces del retoño deseo de la pasión de instante que perdura en el tiempo, eres ese amor radiante que no existe en el momento del ahora continuado pero si en el posible después.   Que durante nueve meses no tienes reloj, ni esfera que cuente tu tiempo, no...

Entre entibiados amaneceres y fogosas noches sin memoria me presentare ante ti con rostro sin gestos ni dudas en la mente, como algo fresco en el presente de tu futuro, pretendiendo disfrutar el compartido destino de unos blancos días con el afán de una pasión, sin fronteras ni ataduras, sin noches tormentosas, sin calmos amaneceres soleados, sin engaños ni mentiras, convirtiendo...

Soy un semejante sin estirpe asentado en este universo de enredo y desorden, de engaño y mentira, de egoísmo y ambición condenado a la hoguera de la egolatría y codicia desde el día… “ese”… donde mi vetusto destino escribe su comienzo.   Mis horas mutiladas conocen los días de mi atávico tiempo; futuro, pasado y presente, de las cicatrices que silenciosamente se...

Somos gaviotas con vivaz vuelo entre brisa y brisa de la galerna del Mediterráneo, intentando encontrar la ola apropiada de este mundo descuidado.   Somos almas soberanas llenas de deseos y pasiones desbordadas queriendo encontrar el ritmo paralelo, del aturdido amor de nuestros corazones.   Somos la memoria de un tiempo desvanecido en la añoranza de lo perdido, en el encanto del pasado, en la esperanza de un mañana.   Somos...

Desde la galería de mis ojos veo correr el tiempo sin esperar a que mi destino escriba sus horas.   Desde la atalaya de tus ojos ves como el tiempo se pierde en tu sueño coloreando la historia de tu destino que justifiquen las imágenes de la vida.   En los engaños y alegrías sobreviven las miradas que ven el tiempo corriente de unas vidas...

Un día, un día vacío que el pensamiento llena de interrogantes de nada y en la oscuridad profunda de la mente surge un verso para emborronar esos interrogantes para cubrir con su sabana el nada de ese día vacío.   Un día, un día que deja el amargo sabor de la nada escuchando a los que dicen mucho y nada...

Llegara el día en que te liberaras de la cárcel de mi corazón y me convertiré en esclavo de la memoria de tus recuerdos.   La ausencia se convierte en dolor y la distancia será el cirio encendido de la nostalgia.   En los silencios hallare esas palabras de arrepentimiento que alimentaran los suspiros de las noches.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/vuPr9m98XQQ...

Con las palabras de sus versos el ponderado poeta toca las almas, almas perdidas en la añoranza de sus evocaciones. Palabras que castigan, que curan las heridas de unas sensaciones apoltronadas en la memoria, de imborrables sentimientos que han dejado huellas.   Las palabras, son peregrinos que caminan en la senda del corazón y el pensamiento, arrastrando su desamparo.   A veces son buenas, otras veces duras, unas veces calman y...

Un remoto recuerdo se cuelga en la mente, aquel que escribí en tu sueño con palabras que no dije un retirado día distante del olvido.   Una sonrisa se cuelga balanceándose en mi boca, empapada en el aroma de aquel primer beso que se ha quedado en el instante de la memoria, robándome una lagrima de añoranza.   Unas sombras desnudas corren por mi memoria buscando aquel momento del...

En la noche de los sueños abro las inmensas alas de la fantasía y vuelo alto, muy alto, sobre las islas de esos misterios que agudizan mis enigmas, navegando entre los vientos del ingenio, olvidándome los sentimientos que lastiman. Esa realidad que consuela la pesadumbre de un destino.   Libre me siento en mi vuelo sobrevolando; las tormentas, los océanos encrestados, los tranquilos mares, las agrestes montañas, los baldíos valles, de esos pensamientos apasionados desbastados por...

Los dedos dibujan vacilantes caricias en la piel de ese rostro que confiado mira la luna de un deseo.   Los afelpados movimientos perturban el alma de ese rostro que acuna pasiones de ese sueño roto.   Las sombras del anhelo dibujan palabras en el corazón de ese rostro que mira la luna de un día que no tiene tiempo.   Vagos pensamientos, fugaces encuentros en esos momentos de soledad...

Escribo estos tétricos versos desde este mundo lejano de los vivos, a ese mundo remoto de los muertos, ese mundo donde la soledad es oscura negrura y el silencio una perpetua penumbra.   Escribo estos tétricos versos porque este mundo del ahora camina empapado altivamente de muerte sintiendo muy cercano ese adiós de lamentos aullando en el desierto de la condena.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/GNXbwwupo3A...

El verano remuga su tiempo y su estela navega hacia ese pasado de recuerdos y memoria dejando granos de arena con sabor a sal en la orilla de una pena.   Solo quedan silencios y soledades aburridas, mientras a la piel regresa el claro de esas horas gastadas en los bosques de la evocación.   Solo será un rápido pensamiento, perdido en la mente en busca de esa...

En el manto del silencio yace mi alma gastada del cansancio diario de un destino sentido que grita en las horas del día y suspira lamentos en las horas muertas de la noche oscura, esperando a que la luz blanca de la luna ilumine la angustia de sus heridas mientras el eco de la memoria revolotean en el vacío de la mente.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/HJ562YvwrFw...

Me adentro en la espesura de mi silencio en busca de la oscura noche de mi existencia, esa noche que oprime mis deseos. Soy esa sombra reflexiva, concisa que arrastra los susurros de la tormenta de esos sueños donde nacen las dudas. Solo la brisa de mi conciencia se mueve en el adagio de la añoranza con el céfiro del pensamiento. En ese océano de quietud inquieta veo ese...

Caminare en ese lugar arcano de intimidad propia donde el pasado no pueda seguirme, a ese mundo sin cerrojos en la memoria, de sabanas blancas, de simples recuerdos en un presente que se balancea en los versos de una poesía que siempre llega.     Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/DH96XmKo9Ik...

Busco en el continuo devenir de la vida el motivo de la misma, como aguja en un pajar desmembrando vainas de trigo, cebada y avena colocándolas en ese viento que los ha de llevar en las horas, en los días, en los años de laboreo constante tratando de encontrar la razón de esta vida de miserias y confusión, de avaricias...

En el fondo de tu mirada vi ríos saltando entre montañas formando hermosas colas de caballo llenando tranquilas piscinas donde el arco iris jugaba a ser ese amanecer de cristales rotos donde sus purpuradas puestas de sol dibujan el vuelo de una golondrina haciendo que no me perdiese siguiendo su vuelo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/0bec-8vaKvA...

La persistente pesadilla nocturna, vuela libre sin quebranto, se establece en los muros de  mi alma, desde donde abate a mi pensamiento, hundiendo su espada en el pálido amor de un corazón que juega, con ese momento donde el brebaje del afligido dolor no duela.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/emkJ0A7IfkY...

En el lejano horizonte del pensamiento, el principio del momento espera su comienzo y en el desgarro de esa espera la duda olvida el propósito de la idea, abriendo veladas sendas donde unas huellas olvidaran sus pasos y unas manos escribirán los propósitos de un malabarista destino donde el niño se hace viejo y el viejo se enreda en el laberinto de...

Vives en la recóndita ciudadela, sin dirección existente, en el caletre de mi mente y en el vaporoso momento del abatimiento de mi pena dibujas el contorno de tu sombra.   Vas a morir ahogada en el océano de mi desconsuelo, desapareciendo en los sueños de mis fantasmas ciegos.   Tú, musa loca de la ensoñación de mi pensamiento de poeta extraviado, que construye...

Desciende por la ladera del crepúsculo de la noche la confusa tiniebla, como golondrina de alas rotas con la emoción del olvido, desciende tranquila en este mundo aquejado de guerras sin sentido.   Te esperare con los brazos abiertos y la sonrisa de un niño, para saborear la caricia del infinito dibujando en este universo gris ese evento de las notas de un...

¡Tú!, mortal que corres en el tiempo que dispone la ventana de tu vida.   De la alegría al dolor pasas en el soplo de ese segundo rápido.   La inocencia de tu infancia se esculpe en el barrunte de un sollozo loco llegando esos momentos serenos que escriben vagos recuerdos.   En el aquí de tu vida tejes una red de...

Viento, lluvia y nieve caen sobre el bisbiseo del silencio en la boscosa oscuridad de un moribundo sueño que acurrucado en el canto de un suspiro, sueña con deslizarse por la inclinada colina de la emoción desnuda.   Vago es el sueño de un peregrino sin senda, vago el cabalgar en una ola bravía sin océano, vaga es la brisa que sopla reposada haciendo...

Pienso en ti, amor mío, en ese instante de mil suspiros donde la emoción cobra vida propia, recorriendo los poros de tu piel, de mi piel, terminando en el gemido que se va en el sollozo del gozo contenido, tatuándose en la memoria, que espera, ese pequeño momento del recuerdo. Pienso en ti, amor mío, mientras escribo esa sinfonía de estrofas, de versos sin número, que...

La sonrisa de una mascara sin definido rostro viaja dentro de mí, es esa efigie sin gestos indeleble en el tiempo que señero perdura en las horas mudas. En ese pensamiento imborrable sin fin que navega dentro de mí como una hoja de otoño, en la brisa del viento, sintiendo como late con el ritmo del corazón, es la...

Escucha el oleaje de un mar sereno y tranquilo, escucha el bisbiseo de un  cerril piélago.   Escucha el viento de un lujuriante bosque que esconde sus misterios tras las sombras de sus hojas y en el secreto de sus miradas descubrirás, los deseos del silencio.   En el asombro de ese instante encantado hallara el hombre las caricias de ese silencio que mira...

Desde el precipicio de la yacija la luz del fondo dorada rompe con la mirada de un cielo asolado, donde corre la memoria, de aquellas primeras caricias de un amor descubierto en el jardín de las sombras, de unas aturulladas palabras demasiadas abstractas para la realidad de un sueño en el ondulado terraplén de las arrugas del...

Tumbado cara al sol la mente rebobina las horas de un ayer, que han visto el tiempo de los días y el vago sonido de ese tiempo, feliz y despreocupado, golpea la mente envolviendo el pensamiento en esa burbuja de aire que hace que se conserve en la memoria de las horas, que se extinguen antes de volver al latir...

En el reposado atardecer, una puesta de sol dibuja en el horizonte el misterio del día y una sonrisa, y una máscara, en el silencio elegido se olvidan del ruido constante de un mundo que se apaga en la umbría de su agonía.   En el infinito de ese horizonte una mirada perdida desvestida se baña en ese océano calmo de hilvanados recuerdos de una...

Otra noche de este mundo agobiado amanece en la penumbra.   Otra noche desciende la ladera de la oscuridad.   Otra noche ha de pasar en el difícil sueño de la locura.   Otra noche el viento murmura sus susurros.   Otra noche el viento murmura sus susurros.   Otra noche las estrellas parpadean y la luna mira.   Otra noche vuelve a soñar en el mañana que será hoy abrazando la vida.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/cFzHraXcsqs...

Caminando por sendas de tierra y barro, sorteando sus efímeras pasiones, camina el vetusto poeta del amor y la vida, de emociones sentidas hablándole al recuerdo que se ha ido en las estrofas de sus versos dejándole vacío y con el nombre de un poeta nuevo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/VF3f6cpa3B4...

Tú, que tu rostro y la epidermis de tu silueta muestra los latigazos de la burla y el ridículo, siendo la dignidad arrastrada por el corrompido fango de la mentira. Sigue luchando aunque agotado por las penas que otros han dejado, por la razón de tu sueño sin preocuparte por la purulenta envidia de esos, que con el engaño infectan su vida.   Pippo...

El crepúsculo del atardecer arrastra su equipaje de tristeza hacia ese oscuro mundo de la noche donde los miedos son sueños y llantos en el exilio de la almohada, esperando a ese infinito que es mañana donde cuentas la historia de su sino.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/rEGOihjqO9w...

En el intervalo de espera el tiempo resuelve el enigma de sus horas contemplando, el lejano pasado, el efímero presente, el incipiente futuro, que en el viento escribe el aroma de las sensaciones de los segundos persistentes del ahora de unos minutos que firman los instantes de la memoria.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/zW9pv4j00Dk...

Me gustaría escuchar el canto de un jilguero en la onda del viento.   Me gustaría mirar el vuelo de una gaviota sobre la ola de un mar sereno.   Me gustaría ver en el cielo como el globo de un niño juega al escondite con las nubes del cielo.   Me gustaría vivir en un mundo donde la tolerancia...

En el allende ayer de la memoria del tiempo suenan las trompetas replican los tambores. Los penitentes nazarenos acomodas sus pasos. Las capas, togas y sayos estiran sus arrugas. Los rostros fustigados, -por su destino- el visaje de su gesto ocultan tras manoletas y papones. Los penitentes nazarenos acomodan sus pasos al grito del silencio. Los susurros caminan de...