Cuando miro tú rostro una sonrisa natural sin patria ni ley tenuemente en el infinito de las miradas oyentes se difumina en la pausa del tiempo quieto iluminando el mío, mostrando la felicidad de ese dulce sentir al reflejarme sin pensar en esa mira tuya que implacable se adentra sin miedo en mi corazón herido. Las caricias de tus manos estremecen...

Las tardes se inclinan en el cartabón de las horas de un pensamiento que se escapa en el suceso de un segundo que parpadea la duda de su pesar.   En la escuadra que delimita las horas el tiempo se abre embistiendo a ese sueño que revela la imaginación de un deseo.   Entre escuadra y cartabón se dibuja esa línea etérea donde transitan las transparencias de un...

Mar tranquilo, que sobre tus onduladas olas la desnuda  palidez del sol se refleja majestuosa en el albor tranquilo del día usado.   Mar tranquilo, de petulante ajetreo, háblame quedo de las horas sobadas antes de ver la placida noche de blanca luna.   Mar tranquilo, de acrobáticos meneos que escondes tus olas en la parad deslizante de tu vientre oscuro para no mostrar el orgullo...

La soledad es grotesca en el vacío océano del enigma de la vida, donde la verdad es el reverso de una mentira que sestea mientras en la oscuridad tergiverso el sentimiento del verso de un poema que no tiene esquinas y que su principio es la falsedad con la que roció el sentir del grito de un alma que lleva...

La mente camina en los pliegues del tiempo borrando formas y emociones que son olvido, escondiendo las siluetas del recuerdo de unas sombras en la extraña añoranza, bocetando las sonrisas de unas siluetas que pasman a los pensamientos confundiendo suspiro con lamento en el sueño.   Las manos buscan la extraña armonía de esas siluetas que el pensamiento de la mente esconde con...

El denso silencio aparto su mirada de la soledad de mi alma y las palabras lentamente se deslizaron por la ladera del vaporoso viento con el ultimo rayo de sol donde mi sombra dibujaba el zaguero gesto de un día que termina en el principio del sueño que posee la noche perdiéndome en el magnetismo de su tiempo sin horas.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Bb9efBlYlPc...

Desearía que mis palabras fuesen mariposas que anidaran en tu corazón, susurrando en el silencio el sentir del mío.   Desearía oler, a ese aroma que implora el perdón de la duda, el indulto de la desconfianza.   Desearía que tu sonrisa viniera tranquila en las ondas del viento sereno para llenar las arrugas de la almohada.   Desearía ser ese sueño que en tus noches de nocturna soledad te hiciese compañía.   Desearía ser el guardián de tus...

Mi cielo no tiene nubes. Mi mar no tiene oleajes. Mi viento no tiene tormentas. Mi cielo. Mi mar. Mi viento. Son el refugió de esa tristeza mia que serena sonríe. A ese cielo de nubes emborronadas. A ese mar de encrespadas olas. A ese viento de ruidosas tormentas que envuelven la tristeza del mundo que mira.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/SEzVmUGThrA...

Cuando la añoranza del tiempo transcurrido miro dentro de mí, con esa mirada despejada de dudas, de pesares y desesperanzas, descubro los pequeños secretos que dieron forma y dimensión a la vida de esta existencia caminada y trotada que cabila en esos momentos de felicidad, en esos instantes de pasiones disfrutadas, en esas emociones inesperadas, que se convierte en los misterios de un alma que duerme detrás...

Esas mujeres aristócratas del estar que su rostro dibuja el sufrimiento dolido de su alma rota.   Esas mujeres cortesanas del día que en sus ojos corre la velada melancolía que con destreza esconde en el sollozo mudo de una lagrima.   Esas mujeres señoras del silencio que en el inmediato suspiro del lamento de su alma castigada siente la inclusión del dolor de su...

A la paloma blanca le han roto las alas. A la rama de olivo le han caído las hojas, que vagan en el viento de los campos de la muerte.   La paloma blanca salta de suspiro en suspiro entre sollozos y lamentos en la nebulosa  penumbra de este presente de gritos, acezo, fatigas y suplicas, donde esperanzas...

He visto tu sonrisa melancólica leyendo mis poemas en la soledad de tu mirada. Mis poemas del silencio. Esos que unen las distancias de unos recuerdos que buscan sus  momentos.         LA VOCAL DEL COMIENZO Sopla la ventisca agravando el enfado de las olas de un mar enajenado y yo tengo mil voces que atrapar en...

Amo la libertad de mi sueño desnudo que en el encantamiento de su vela encendida se abre como una flor para abarcar con su mirada los azules cielos de la emoción del sentir esperando que el viento le traiga la esencia de esa felicidad esperada en el silencio de unas silentes palabras que desnudan el tiempo de una esperanza que...

¿Qué sabes sobre la guerra? Alter ego desbocado que apuntas con el dedo mientras interrogas y mandas a los universos que transitan en los gritos de su silencio por escuchar  los “yoes” de tu discurso de realidad frustrada de su destino.   ¿Qué sabes sobre la guerra? Hombrecillo misántropo que solo ves el reflejo de tu ego altanero en el...

Caminan lentamente las tristezas del pesar arrastrando con delicadeza la opacidad  serena de su figura perfilada con la incógnita de su macula.   En el estirado rostro de minutos sin segundos de quejoso pesar dibuja sus formas y el temblor de tus labios torturan el lamento del desnudo suspiro.   Caminan pausadamente con los parpados hacia abajo sintiendo el desprecio de las horas del mundo que...

Una sensación de vacío abraza mi alma cuando el día se rompe en el llanto de las horas de tu vacilante despedida reteniendo el suspiro de ese beso sin adiós.   El sueño se duerme en la luz de la luna acariciando el brillo de las perlas azules de tus ojos brillantes mientras se dibuja la sonrisa de tu...

El pensamiento  eterno de mi sueño, se ha convertido sin pena ni gloria, en la sombra de un instante de mi vida.   Ese eterno pensamiento apenas es una forma perfilada en el amorfo caballete del lienzo estirado sin encuadrar, de una vida caminada, nunca terminado, concluido en la memoria, quedándose el lienzo en esos tonos aguados sin definir, en esos simples matices de un...

Con cabales palabras, con silencios precisos, escucho el latir de tu alma herida mientras señalas: los arañazos de las horas, las llagas de los días, las ofrendas de la vida, la ofensa de la razón. Tu amor por la existencia de una vida que crece y avanza. Tu miedo al mañana en las sombras del ciprés del olvido. Mas...

Camino lento en las horas del día corrido llevando las dudas del ahora que corren en la desconfianza de mañana.   Camino de prisa en los minutos sin segundos de la noche sosegada, buscando el entresijo de ese sueño del recuerdo del ayer extraviado en el desván del olvido.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/m6WZIM1Btqw...

Háblame mar embravecido con el rugir del viento, mar sereno con el reflejo de la luna, mar tranquilo con el vaivén de las olas, mar placido en el horizonte de la quimera del ensueño.   Háblame de esa puesta de sol que no veré en el emborronado de este día que trae la noche entre pesados celajes y descabezados aguaceros.   Háblame de ese pálido sol que...

La perfecta imperfección de una mirada que lo dice todo con el reflejo de su cristalino.   La perfecta imperfección de una sonrisa que expresa el anhelo cohibido de un instante del sentir.   La perfecta imperfección de un rostro que muestra las pasiones seguidas de sus sentimientos callados.   La perfecta imperfección de una existencia que camina solitaria en la senda polvorienta de los sueños prorrogados de un...

El imperioso rayo rasga el cielo; el trueno reverbera en el tambor de la ciudad, agitando a las sombras que en ella se cobijan. La lluvia llega quieta saltando de chubasco a chaparrón, llegando en tromba, golpeando las olas para que despierte el mar del susurro de su tranquilidad.   Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/KiXvFqHXvEU...

Mis sentimientos son crisálida envuelta en la seda de los finos y delicados hilos del tiempo que transita deambulando con descaro en las horas perseguidas de los días colmados, formando la ninfa que en la tormenta de la existencia se asienta segura en las calendas de la ignorante tierra, creciendo lentamente con el sonido del amor y el aroma de la felicidad dejando...

Sale la luna en el desierto bonancible de la oscura noche, perdiendo el respeto al cansado día y las campanas enmudecen en las horas oscuras y las sombras se diluyen en la negra tiniebla que camina por la senda infinita del sentimiento, dejando profundas huellas en la arena de su vereda, que el viento cubrirá y las olas del mar las llevaran sin fin a...

Desfila la melancolía en la mitad de mi sueño pues la razón, en olas paralelas dividió el pensamiento; en una mitad, trota la realidad buscando la libertad de su sueño; en la otra, lento camina el sueño, resignado y molesto por no tener una libertad que escriba su realidad, y en el péndulo del tiempo los dos: realidad y sueño, rasgan el sentir de una vida que burbujea en el...

Me embutí como monje en el frio habito del silencio profundo, cerré la mirada de mis ojos hundiéndolos en la negrura de la oscuridad solitaria y como ciego palpe las letras de un sueño escribiendo los versos del largo poema de tu recuerdo.   Con la memoria de mis dedos tatué las letras de mis palabras mudas ahogando la distancia del adiós sin mirada, mientras el...

Una lagrima resbala por el rostro de un amor preñado en el suspiro del claro-oscuro de la luna, arrastrando el dolor del engaño de un sueño.   En el abismo de la almohada el amor se cubre con la penumbra de una sabana y en la oscuridad de la mirada pronuncia un nombre del recuerdo. Tratando de atraer la añoranza de las caricias de unas manos tatuadas de memoria que dibujan en...

En los días sin sentido escribo esa poesía que habla segura del sentir instante; de una vida que parece perdida en la oscuridad de un mundo que trota cansado sin mirar al mañana que está al lado.   En los días sin sentido escribo esa poesía que habla segura y sin remilgos del sentir instante: de una vida llena de gestos, miradas fijas y cuidadas, miradas...

Desperté en el espejo de la luna con la sapidez de una alegoría en la mente, entonándola en el silencio de mi boca.   Me pierdo en el vaivén de la memoria buscando ese juicio de sombras y vacio, encontrando la voz de un sueño en el cobijo de una fantasía.   El sonido de las horas turban el silencio adormecido.   Desperté en el espejo de la luna y en la luz de su cristal un reflejo de...

Un halago que susurra el roce de dos brisas dibujando caricias de ternura, que en la memoria quedan como instante sin locura, que en el mañana del recuerdo serán esos besos que alivien las cicatrices del tiempo.   Un halago que muestra el sentir compartido en el cielo del ayer que nos ha traído de la mano a este...

Habrá un día que a mis poemas acudirás sin permiso y a escondidas, para saber en tu silencio; el amante que fui, el padre, el hijo, el hombre que he sido y que ha escrito su nombre en la memoria corrida de una historia.   Porque soy ese bastardo poeta, reflejo del hombre que he sido, que ha exhibido su sentir con egoísmo...

En el vaivén trémulo de la noche en tinieblas, perplejo e incomodo se refleja el rostro en el espejo niquelado del sueño reciente y su trémula brisa cicatriza heridas de un día sin viento acunado en el abrazo del tímido sol que asoma dibujando sombras y en el aliento de la lagrima escurrida de una noche paciente que prometía el cobijo...

Siempre he mirado en la profundidad de una mirada quieta y en ella he descubierto los amores perdidos; por las dudas de la incomprensión, por las decepciones escritas en el calendario de la vida, las pasiones disfrutadas en las eternas noches de deseos incontrolados.   He mirado con la mirada perdida en el confín anverso del horizonte quebrado de una mirada inquieta...

Me gustaría ser la sonrisa de tus emociones, pequeña ilusión del deseo de un sueño. Pequeño Pablito.   Me gustaría ser la mirada que ilumina tus días con el faro de mis ojos.   Me gustaría ser; la lluvia de tu primavera, el sol de tu verano, el viento de tu otoño, la brisa de tu invierno.   Me gustaría ser el rostro que te despierta en el amanecer, el que llena de sonrisas tu...

Tú pequeño infante de mirada infinita, de sonrisa ingenua limpia y sincera, que tus regordetes brazos con tus diminutas manos estiras al cielo atrapando al latido del corazón que suspira por la esperanza de un destino. El tuyo.   Eres ese trigo dorado que reluce en el alba de los amaneceres.   Eres esa miel que escorrentía sobre la emociones endulzando el sentir.   Eres el deseo del...

En esta noche de verano seguido susúrrame tu nombre para que se llenen las horas de mi sueño.   En esta noche de incesantes  estrellas susúrrame tu deseo para que sea nuestra pasión bajo la luna.   En esta noche de cálida brisa murmúrame las emociones de ese sentir tuyo para que pueda escribir los versos de un poema en la cresta de la...

En el intermedio de un suspiro, ya que la vida me ha dado mas tiempo: Tiempo para empezar la esperanza de un deseo. Tiempo para soñar la historia de una pasión. Tiempo de otoño e invierno. Tiempo de primavera y verano. Tiempo de sonrisas abiertos en el dolor confirmado.   Quiero vivir para emborracharme hasta la embriaguez de esos instantes inolvidables, de esos momentos irrepetibles, en...

Hay vidas que se cosen con los sueños de un anhelo.   Hay vidas que llenan de ilusión los instantes de unas horas.   Hay vidas ilusionadas con los recuerdos de unos momentos que no llegan porque se quedaron eclipsados en el olvido.   Hay días escritos en la memoria de ese día de horas perdidas.   Hay días en las oquedades de ese tiempo sin horas donde nacen las crónicas de los sueños.   Hay días en...

En la brumosa añoranza vagan rasgos pronunciados que han dejado en la memoria recuerdos de perfumees esclavos que me llevan encadenado a unas caricias ligeras con sabor a Azahara, a besos mentolados, a abrazos prietos en crepúsculos diurnos, a suspiros sin aliento, dibujando en la mente ese rostro cuasi-perfecto de infinitos gestos con sus lagrimas silenciosas recorriendo los surcos de una...

Me he perdido en el jardín infinito de nuestro amor, ese que construimos con las caricias y los besos de la pasión de nuestro deseo.   Desesperadamente corro entre las sombras de nuestros recuerdos buscando ese mañana donde nuestro amor se funde en el tiempo de nuestro destino con las aromáticas ráfagas del delicado néctar de nuestro sentir.   Me he perdido en el desierto de nuestro...

La incipiente luz del naciente mañana rompe la oscuridad de la cándida noche aventajada, barriendo su negrura con el crepúsculo de un goce, bocetando difusas sombras, disipando el remordimiento de ese abrazo que partió el corazón, desnudando esa alma atormentada, macerada por los sueños perdidos en la brisan perenne de un adiós de escalofríos.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/g6dJkbQUiLk...

La noche apaga las luces de ese día que ha escrito su historia, en el rojo telón del sonrojado sol que se apaga en las profundidades del extravió dejando en el preterís que en el horizonte de la oscura noche nazcan los sueños de un nuevo mañana que deje en la memoria el resurgir espontaneo del deseo de una pasión.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/e0aPayGqraY...

El ladrón del tiempo, es el reloj de arena del hedido anuario de la existencia que constante cuenta las sinuosas horas de los monótonos días, que en sus noches archiva en el balcón de la memoria, esperando al remoto futuro que escriba la historia de esa mirada que en la noche ciega pinta las escenas del presente de ese tiempo que...

Desde el fondo del espejo una cara me mira, revelándome la inquieta mirada de mi rostro lacio. Por un tiempo caminado en la verde eternidad del frio rio de una vida que pasa sin gloria y queda en el recuerdo de otro rio que nace en el lloro de una lagrima.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/wn8Jrj_ch0k...

Noche placida que temes le espera de ese deseo soñado que se escurre entre la niebla del pensamiento, envuelto en las gasas de esa tranquila esperanza que cuenta historias de un joven que camina descalzo por cumbres nevadas de indecisas sendas, orgulloso de la libertad de una existencia llena de gestos, palabras sentidas con mudos sonidos y de miradas que deslumbran el mañana de este hoy placido.   Pippo...

En las olas de tus lagrimas navega mi confusión quedando desnuda y sola la duda de la palabra mientras la certeza cruza el tiempo sin nombrarlo.   En el océano de tus sentimientos las emociones envejecen cosiendo los despuntes de unos pensamientos callados en el silencio.   En la silueta de tu rostro se boceta en blanco y negro ese sentimiento que ocultas a la mirada de...

Te amo sin palabras en los crepúsculos de nuestros días atrapando el destello de tus ojos fulgurantes cuando de soslayo tu mirada mira como lleno de vida, de esperanzas, abandono la duda deseando besar el deseo de tus labios que estremecen la pasión de mi deseo gritando mi corazón al destino de mi amor eterno.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/jGFqtOdEIWk...

En los frágiles amaneceres de mis días inciertos los sueños susurran lo extraño de mis sentimientos mientras la razón se envuelve en la espesa nube del desencanto.   En las frágiles horas de mis amaneceres borrosos unas lagrimas se precipitan en la rugosa cordillera de mi agreste rostro gritándole al silencio de mi alma peregrina la cansada fatiga de esta soledad...

En la penumbra de la noche el profundo mar inquieto se acurruca en el bisbiseo de las tranquilas olas.   En la penumbra de la noche las estrellas se reflejan en el rostro sereno de un mar que arrastra sueños a la dorada playa de los agitados miedos.   En la penumbra de la noche resurgen como sirenas el dolor...

En la aurora del despertar, se derrite lentamente la blanca espuma de un sueño que con arrogancia se despide de la brisa fresca de la noche a la orilla de la playa, mientras se acercan las olas para desayunar los susurros silenciosos escritos en la arena componiendo la partitura de ese pensamiento en armonía de un beso y su silencio.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/7kFAAvtOTi8...

El reloj cuenta las horas del día en los granos de arena del segundo de su existencia y en la noche recompone los minutos de las horas perdidas, clasificando los granos de ese pestañeo que se queda en el parpadeo de la memoria.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/ECZQUg6-TlU...

Me hablas en el silencio de la noche con tu mirada escondida, velada, en la brisa de la sombra, meciéndose prendida de la luna disimulada de mi alma oculta, que escucha el murmullo de unas estrellas que acarician la pasión de un recuerdo que dice todo del sentido de nuestro destino.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/2x-OHljZzHQ...

En el perpetuo sueño perdido se ha quedado el amor infinito de la melodía del ahora. Donde la pasión nunca se apaga, siempre queda el resquicio avivado de una candente brasa, despertando en la soledad las sombras solitarias de dos cuerpos pegados en el sol  centelleante de un mañana que se fue en el ayer infinito del pesar sentido, que se levanta ente la evocación de...

Hace tiempo que espero a ese amor que emociona aunque ya sea un alma vieja de lamentos y llantos y suspiros entrecortados.   Al lejano horizonte lanzo el grito de mi voz ronca para que mi amor escuche la melodía de mi canto.   Ven a mi amada mía escucha el lamento de mi llanto para que el corazón aletargue el pecado de mi deseo.   Hace...