Recorro las sendas de tu pasado por el camino de nuestro presente. Recorro el valle de tus anécdotas con el remanso de tus dulzuras, con las caricias de tus dedos, mientras recuerdo el cariño de tus palabras, recuerdo el  sonoro sonido de tu voz, recorriendo...

En aquel tiempo había un hombre llamado Alonso que habitaba un caserío situado en un valle, no lejos de Astorga una ciudad de mediana población que antiguamente había sido capital del reino, y antes incluso había sido campamento de las Legiones Romanas. ¿Quién había visto...

Si ella te pregunta por mí, dile que me ausenté en busca de otros lugares. Dile que no soy, lo que represento ser. Dile que soy una piedra en el camino, una esperanza perdida, un amor inexistente. Dile lo que mejor te parezca, pero jamás le...

¡Por fin!. Tras tres  semanas  agotadoras  y  estresantes  de trabajo  en  el  estudio,  había podido  escaparme  de  la  agobiante  urbe  de  Madrid  para  descansar  en el viejo pazo familiar, una antigua construcción del siglo XV que siempre había pertenecido a mi familia y  que yo...

¡Por fin!. Tras tres  semanas  agotadoras  y  estresantes  de trabajo  en  el  estudio,  había podido  escaparme  de  la  agobiante  urbe  de  Madrid  para  descansar  en el viejo pazo familiar, una antigua construcción del siglo XV que siempre había pertenecido a mi familia y  que yo...

Eran las ocho de la tarde y la oscuridad de la noche de otoño ya se había instalado en las sombras de la ciudad. Ricardo estaba tumbado en su cama desordenada mirando el desconchado techo de su habitación, con la televisión encendida, no presta atención...

  Ahora que estoy apartado del mundanal ruido de mi alocada vida profesional y posiblemente también de mi egocentrismo y que ya no busco los focos del éxito, porque me he dado cuenta (afortunadamente) que hay cosas más importantes en la corta-larga vida que los éxitos...

Yo era todavía un niño chico. Y entre las muchas cosas que había en casa de mis padres que me deslumbraban (mas adelante relataré alguna anécdota con alguna de ellas) estaba el viejo teléfono, de la época, de los sesenta, que era una antigua caja...

Escondíase el sol bajo el mar cuando Fernando, novela en mano, por fin pudo sentarse con relativa comodidad en su sillón predilecto, ese que miraba por la ventana hacia el jardín y la playa, entre lustradas repisas, persianas blancas, tapices, alfombras importadas, y lo más...

»Si tú pensabas que era digno de publicarse, él aceptaría tu criterio. Además, me dijo que, si a él le sucediese algo durante ese año, que no le permitiese cumplir con su palabra, su promesa, yo, su compañera, debería entregarte los manuscritos de inmediato y...

»Eso fue lo que más me llamó la atención de Pascual. Nuestras habitaciones estaban pegadas una al lado de la otra; al segundo día de nuestra estancia en la residencia, él ya estaba tumbado en mi cama haciéndome todo tipo de preguntas y contándome cosas...

Recuerdo que ese día me encontraba en Valencia, había ido un día antes de lo previsto ya que Letizia precisaba de una documentación para un organismo público, Hacienda, creo. Lo recuerdo porque era el día de mi cumpleaños, cuarenta y siete, para ser exactos. Hacía...

–¿Que paso tras esa discusión? –pregunta el comisario Antón Freixa. –Nada en especial. Unas cuantas horas en que ella se encerró en sus silencios, y yo en los míos. Simplemente deje que sus miedos se fuesen enfriando, como así ocurrió. Yo seguí investigando sobre la vida de...

Son las siete de la mañana cuando la joven doctora se apea del taxi frente al portal del número 33 de Cardenal Silíceo. Donde vive Patricia, su amiga, su compañera, su enamorada del momento, que siempre estará ahí para ella, que, como el “camachuelo común”,...

Dejo que el retrato que tengo entre mis manos repose sobre mi pecho apretándolo entre mis brazos, mientras permito que mi subconsciente empiece a viajar libremente por la inmensidad de las llanuras de mi mente, descubriendo con ello nuevos universos que antes no había explorado....

Me encojo de hombros desviando la mirada, mientras me levanto y me dirijo a la esquina derecha de la entrada al ático. Cojo una de mis pipas, que está sobre el bureau capucin de estilo Luis XIV que está a la entrada, y me dispongo...

“Para volverse a enamorar uno, ha de tener en cuenta dos cosas. Una. Poner en orden tus recuerdos… para… Dos. Estar convencido de que tu pasado… no es más que eso pasado. Amar al otro es renunciar a poseer-lo, incluso muerto; renunciar a que vuelva, descubrir que sigue...

Siena tiene el encanto del misterio, el silencio de su historia, que guarda bajo las piedras de los palacetes que recorren sus callejuelas, y como el mudo espectador del tiempo esperando a que llegue su día. Asentada sobre las colinas de la Eturia se encuentra...

Su mirada descubre la figura de un hombre, de baja estatura, de unos setenta y tantos años, apoyado sobre el balaustre recubierta de mármol travertino, al lado de la estatua del Anger portando la cruz. Aquella figura solitaria, le recuerda una misma escena del pasado,...

“No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrás pedirle discreción si tú mismo no la has tenido”. Ludwig van Beethoven     El leve sonido de “soprano coloratura” de la voz de Mariola recorre el elíptico canal auditivo de mis oídos, haciendo que me vuelva instintivamente hacia...

El día había amanecido despejado y luminoso, por el aspecto de las personas con las que se cruza, se nota que nos estamos adentrando en el verano. Esa estación del año en que los días empiezan a ser más largos y pesados, las noches más...

(CAPITULO DE LA NOVELA LA BAUTA DEL ZENDALE SEGUNDA PARTE) “La vida no es sueño. El más vigoroso tacto espiritual es la necesidad de persistencia en una forma u otra. El anhelo de extenderse en tiempo y en espacio.” Miguel de Unamuno   El anciano cardenal Romero, Presidente del...

En la oscura noche, ella apareció vestida con sus mejores galas, luciendo un perfecto maquillaje, digno de una reina. Su atuendo consiste un elegante vestido blanco, largo hasta los pies, de seda es. Sus hombros desnudos están, para que la brisa de la noche los...

Son las siete de la mañana y Tere esta sentada en su amplia cama con la espalda recostada en el respaldo de la cama, desnuda, completamente desnuda, acaba de despertar de un sueño empapada en sudor. Un sueño que solo le ha dejado un resquemor...

CONTINUA DE III Abro los ojos, dejando que mi mirada se pierda a través del amplio ventanal, en el marchitar del cielo azul, estoy tratando de encontrar la nube en la que viajas por ese azul celeste, que se está llenando de algodonadas nubes blanquecinas, me...

En el extremo noroccidental de la provincia de León existe un valle de ensueño, “Valle de Ancares” se denomina, que coincide con el Termino Municipal de Candín (que en la actualidad esta englobado en la comarca del Bierzo, comarca rica en muchas cosas y también...

CONTINUA DEL II   Ella tenía cuarenta años, recién cumplidos, cuando lo dibuje. Estaba muy hermosa. La verdad es que siempre ha sido hermosa. Pero, ahora el recuerdo de ese rostro principia a serme una migaja frío, con una mirada grave y huidiza. Como si se tratase...

CONTINUACIÓN Al salir a la calle, inesperadamente, se abalanzan sobre mi todos los ruidos que por ella transitan, sin que la distancia desde donde parten pueda amortiguarlos: el repetitivo ladrido de unos perros, los gritos de unos niños, correteando tras una pelota en el patio del...

Miro a Luis tratando de hallar algo de consuelo en su rostro, me sobresalta la musiquilla del móvil de Luis, haciendo que vuelva a la realidad. –¿Me disculpas? Debe de ser el comisario Freixa. Mientras Luis habla por teléfono mi mente me lleva a la realidad de...

Era un muchacho corriente, en esa edad en que la infancia se pierde y la mayoría de edad parece que está lejana, estaba solo encerrado en mi cuarto con mi terrible dilema -o al menos en aquella época me parecía, aunque luego la vida me...

“Cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar. Siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad con que respiraste el día en que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda...

–Es extraño…, sí que es extraño…, ¿no crees? Jamás sabemos cómo nos salen las cosas en la vida. Nunca sabemos lo que nos va a suceder en el momento siguiente del primer minuto del día que está naciendo. Aquí estás tú ahora, sentado en esta...

»En un momento de la conversación le dije, ya que mi esposa estaba al corriente de las verdaderas intenciones de la visita, que deseaba escribir un libro biográfico sobre la vida de su hijo Pascual. Algo que a mi esposa, por el gesto de su...

  »Eso fue lo que más me llamó la atención de Pascual. Nuestras habitaciones estaban pegadas una al lado de la otra; al segundo día de nuestra estancia en la residencia, él ya estaba tumbado en mi cama haciéndome todo tipo de preguntas y contándome cosas...

»Por lo que se empezó a interesar por el deporte de una manera yo diría que compulsiva. Era demasiado bueno, como siempre en todo lo que se empeñaba en hacer. En todos los deportes que practicaba sobresalía por encima de los demás compañeros, era una...

“Mentir con la verdad, con todas las cartas sobre la mesa…”. Arthur Seldom   »En el reflejo de su rostro pude adivinar lo que pensaba en aquellos momentos. Posiblemente, la opinión de su padre sobre Pascual le estaba influyendo. Tenía poco que perder, por supuesto. Si el trabajo...

»Dadas las circunstancias en las que nos habíamos encontrado en el cruce de nuestras vidas, era prácticamente inevitable que un vínculo implícito naciese entre nosotros, esa fuerza invisible del destino que nos había unido por unas horas… »Yo era consciente de que la fuerza invisible del...

“Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida”. “En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser”. William Shakespeare   La carta, esa carta que durante un tiempo me había estado atormentado día y noche, vuelve a mí de nuevo, como...

»Las relaciones entre Pascual y su madre se volvieron tensas, lo contrario que con su padre. Ella se aferraba a él en busca de apoyo, actuando como si el dolor de la familia le perteneciera solo a ella. Pascual Fonseca tenía que ser el fuerte...

“Algunas veces queremos regresar al pasado, pero en el futuro… querremos regresar, más veces, al presente.”     Desde que el nombre de Pascual Fonseca ha aparecido en escena, algo en mi interior se mueve inquieto, tratando de apoderarse de mi mente. En este instante tengo la...

Un escalofrío gélido, helado, recorre mi columna ante la percepción del inminente recuerdo en mi mente de la verdadera ruptura con Pascual Fonseca. Sacudo deliberadamente mi cabeza, pues no quiero que ese recuerdo invada mi conciencia en estos momentos. Solo quiero recordar el entusiasmo de...

“A veces nos pasamos la vida sin dar importancia a los hechos que nos acontecen en un instante. Y, de pronto, en uno de esos sucesos que acontecen, toda nuestra vida se cierne en un instante. En ese momento en que tu vida se vuelve...

“Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece”. Eurípides de Salamina       El reloj de la Puerta del Sol marca las doce de la noche, el final de un día y el principio de la noche del siguiente. Los noctámbulos ultiman los planes de una noche,...

La joven agente da unos leves golpes en la hoja de cristal serigrafiado con el anagrama gris plata de la Policía Nacional en la parte superior de la puerta, antes de introducir su recortada figura embutida en su traje azul, entra por su cuenta sin...

Me apeo del coche, le doy un vistazo rápido, comprobando por si acaso no está bien estacionado, y aprieto el botón de cierre centralizado. Me asiento el sombrero, mientras comienzo a caminar despacio, sorteando las sombras que produce la paupérrima luz de los viejos candelabros...

Lo que tu conciencia te dice, y, tu voz calla por cobardía, quiero que me lo digan tus ojos. Porque necesito saber que ya no me reflejo en tu mirada, que tu mirada ya no grita mi nombre, ni lo que sientes por mí, sino...

Les dejo este cuento recién salido del horno.   Escondíase el sol bajo el mar cuando Fernando, novela en mano, por fin pudo sentarse con relativa comodidad en su sillón predilecto, ese que miraba por la ventana hacia el jardín y la pálida arena de la playa,...

Caía el sol del atardecer lamiendo las piedras negruzcas que formaban las paredes de la casucha del tío Esteban, medio cubiertas por las verdes hojas de la añosa parra, deslizaba el arroyo sus aguas frescas y tan cristalinas que se podían contar las blancas piedrecillas...