Estas tan cerca, que tu mirada calienta mi suspiro en estas noches de frio invierno.   Estas tan cerca que tu sonrisa consume la amargura de una absurda añoranza.   Estas tan cerca que el deseo disipa las pasiones de un momento en el recuerdo.   Estas tan cerca que anhelo cada instante de esa vida diferente que tú presencia ha dibujado a ese destino hábil de una vida...

La certeza de los años los relatan los pliegues de ese rostro derrotado por las horas del tiempo que se mueve en el crujir de los huesos.   En tu apariencia, la suavidad de tu vaina no se encuentra en el prolongado suspiro de una caricia.   La traza de tu figura se ha convertido en la rígida cubierta de un libro de páginas...

  La luna llena mira la bronca del delicado tiempo inclinando su mirada sobre el blanco folio del universo surcado buscando el ritmo acompasado del displicente sentido de su poesía, de unos versos lubricados con metáforas encantadas siguiendo los impulsos de sus verdaderos sueños donde las duras palabras se visten de paciencia esperando ese tiempo misericordioso donde la poesía muestre el verdadero sentimiento.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/uH81nun8K3g...

Camino en el canto de los años con la soga de la experiencia alrededor del cuello.   Es difícil ese caminar porque la mirada te muestra cada día la caída de bruces en los adoquines de las horas mientras soplan los vientos del teme y la duda.   Es difícil caminar perseguido sin tregua por la codicia de un mundo que cambia...

En el cajón de la memoria he dejado el arco iris de aquel día de mi vida en que mostraba mi primera sonrisa al descubrir el cielo, el sol, la luna y las estrellas y ahora cuento amaneceres que iluminen los gritos de mis historias.   Ese recuerdo cuya forma es una sombra sin rostro, que se sienta...

NAVIDAD   No hay nostalgia en el recuerdo Añoranzas guarda el corazón Vaciando los rincones de la memoria Invitando al suspiro del ayer Dando paso a la invocación del hoy Apartando la emoción que se desvanece Dejando que vuele libre en el eco del tiempo.     Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Sy3RlVSVZQA...

LA NOCHE BUENA   La noche huele a romero Asomando la luna en el sendero   Nieve suena en las pisadas Obsesionadas las sombras con la calma eterna, Celeste melodía suena en el invierno Haciendo del día recuerdo, En los corazones  placer y enojo queda Bebiendo las horas de un ayer que será mañana, Untando un ...

Camina este día de regalos, luces y velas hacia la noche pagana donde los sueños prometen entusiasmo encantado viendo las carreras de unos infantes que son las estrellas de la esperanza de ese mundo del instante efímero que se queda en el recuerdo de la nada, donde el amor brota, en las sonrisas inocentes, en las caricias de lo amado, en los...

Cubierto por el blanco tul del pensamiento, en el sostenido suspiro del silencio, el usual conocimiento sin sentido errante rompe la simetría constante de las emociones desviándose por la senda de las dudas donde el dialogo con uno mismo gira en esa noria tediosa de las respuestas ausentes causando ese misterio que te enfrenta a ti con el pensamiento en el tiempo...

Las nubes diseminadas en el azul celeste del infinito, dibujan formas peregrinas en la sabana de la mente llenando de ilusión o pesares el peregrino sentimiento. Esos alcázares de antojos que aparecen disgregadas en la bóveda del crepúsculo del día, mostrando la resignación de una penumbra diferente en donde las sombras han peregrinado en el recogimiento del silencio haciendo...

Tú trance del dilema final no me mires con esa mirada de apáticos ojos negros, no me ofrezcas el silencio como desenlace de una vida gastada en la indulgencia del amor.   Déjame gritar con la afonía de un recién nacido por última vez antes de iniciar el periodo más fácil de la odisea más difícil pues lo hare...

Nos sumergimos en el hedor de las disciplentes indiferencias cuando abatidos por las dudas nos vestimos el cilicio para mirar el oscuro horizonte de nuestra estéril negación.   Es absurdo disfrazarse para engañar a la apatía cuando niegas el ridículo del diferente.   Estando sumergido en este mundo, donde amor y odio son dos sentimientos mudos, donde vida y muerte son...

La palabra nace en la empinada colina de la humilde mente, en una cueva blanca donde el pensamiento bombea sus dolores, sus temores, sus pesares y males, donde tú “escritor, poeta” tratas en el recogimiento, de componer la locura, el martirio, el deseo de tu inmensa pasión por la escritura; esa palabra dibujada cuya ausencia te produce locura.   Tú “escritor, poeta” en...

Las horas… de candil quebradizo.   Las horas… llevadas el barranco del día, a ese encuentro de sollozo y lamento que corre por los surcos del pesar de un rostro buscando un horizonte más allá de la memoria donde sonidos de voces son la esperanza de las evocaciones que descansan en los limbos de las distracciones.   Esas horas… que descansan en el lado oscuro de...

Quiero pensar en ti para vivir la vida de ese sueño, de vivir saboreando las caricias de tus manos.   Quiero sentir del calor de tus pechos sobre mi trémula piel curtida en el tiempo de espera.   Quiero saborear la humedad de tus labios en esos besos de anhelo.   Saborear el aroma de tu desnuda piel quiero en esta vida, para ser inmortal en la vida de...

La indecente indiferencia del poder despiadado, que pretende amordazarte con su obstinado discurso, que muestra los orgullos de una dignidad disfrazada. El poder no escucha la tranquila razón de un pensamiento razonado renegando malicias con agudos juicios, sin insultos, ni astucias, que indaguen nuevos horizontes de pensamiento.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/PEg1CSKAYts...

En el delirio del último suspiro habla la voz ronca de su lucha desgarrada en las horas del tiempo, de cómo sus manos rasgaron el viento, de cómo su lengua boceto las siluetas de sus inquietudes, de cómo sus fuerzas deshilachaban el papel de los poemas de sus sueños de su vida y del indefinido deseo de su mirada dejando que el amargo...

De las tinieblas de la memoria surge el recuerdo de las escenas de mis fantasmas en sus oscuras tinieblas, con su ficticio aspecto mostrando el sombrío vacio del silencio atemporal, llenando de dolor la efervescente añoranza que desnuda, despierta llenando los ojos de veladas lagrimas que te hacen anhelar los latidos de un amante, donde sus risas son los ecos de los susurros de unas...

Mantuve mi mascara fatigada frente al arquetipo de mi molde interrogándole con porfía por los lejanos años de nuestro tiempo, de unión subjetiva, donde hubo momentos de desengaño y mi misantropía cambiaba hosco por cordialidad.   Finalmente, en ese tiempo indefinido donde la duda y el recelo ancianas desgastadas se volvieron.   Me quite la mascara para ver el rostro de un hombre que...

  En ese resplandeciente amanecer que declama a gritos los maitines de lo absoluto, escribo los aullidos de los versos de mis poemas imposibles, viendo como el día se inclina hacia esa ambigüedad desatendida donde las nebulosas metáforas describen el preciso momento en que mis palabras escuchan la melodía del único tiempo en que los pliegues del alma son exhibidos...

Donde están esos sentimientos que describen emociones, si no estás dentro de mi mirada.   Donde estas tú ahora que la batalla de nuestra guerra la he peleado en las dunas del desierto de  mi soledad.   Donde estas ahora que las heridas han cicatrizado en el recuerdo del olvido.   Donde están esos latidos que impulsan el rojo rio por el pedregoso lecho de la vida vivida.   Pippo Bunorrotri.com https://youtu.be/MnFv6vjmIK8...

En los pliegues del tardío atardecer, el sol busca el otro lado oculto de la tierra, dejando que las sombras se muevan hacia la noche, buscando lo previsto, la cama deshecha donde encontrar la frontera de su sueño, para pintar de blanco y negro el pensamiento de su mente agotada.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/0jxwvJH3r94...

Impasible se muestra el tiempo en el despunte del día e impaciente cuentas los segundos de la palpitación que sientes en el alma.   Los suspiros caminan en ese itinerario imaginario inexistente, con una lagrima en la cuenca de la mano curando los primeros rasguños de unos pensamientos abrumados por el miedo de esa ansiedad que llena el día de las...

Salva del estanque de la amargura a esta alma fría, que sus sentimientos ha congelado en la añoranza de un amor resentido en los nevados pastizales de un ayer de sueños.   Acoge en el regazo de tus caricias este amor de melancolía y con tu suave ternura arráncale las espinas del miedo, y haz que brote la esperanza de un...

De los días de mis deseos ya no quedan hojas de calendario, de los recuerdos solo quedan los silencios de sus secretos, pululando como fantasmas distraídos, en la penumbra de la memoria, llena de claro-oscuros que revelan las mudas palabras de aquellos ayeres que escuche de mis deseos.   En el sonido de su entonación busco al hombre que en aquel tiempo caminaba despejando la oscuridad de su pesar y en...

De los días de mis deseos ya no quedan hojas de calendario, de los recuerdos solo quedan los silencios de sus secretos, pululando como fantasmas distraídos, en la penumbra de la memoria, llena de claro-oscuros que revelan las mudas palabras de aquellos ayeres que escuche de mis deseos.   En el sonido de su entonación busco al hombre que en aquel tiempo caminaba despejando la oscuridad de su pesar y en...

Desde el acantilado de mis suspiros miro el batir de las olas del Mediterráneo, convirtiendo su ondulada planicie en un blanco papiro, donde desnudo mis pensamientos más profundos, mis ojos son la voz de mi palabra sincera.   Me vuelvo invisible viajando en la brisa de su viento, deseando esos días diferentes en los que no esperas nada y encuentras algo desigual que lleva un nuevo sueño en la...

No quiero tiempo ni reloj, ni calendario, ni disfraz, ni engaño, quiero el viento de ese día que escucha su propio susurro para caminar en ese ritmo lento que mí gastado corazón necesita y mi alma precisa. Para disfrutar de esos detalles de la nada, que me encuentre en ese caminar mio por el cansado tiempo de descuento, sin sofoco; en la última...

Me muevo; en el sigilo de unos latidos.   Nado; en el musitar de unos pensamientos que envuelven los pliegues de mi añeja piel.   Galopo; en la mirada que abarca el abrazo anhelante de un inesperado deseo agazapado en el alma.   En mi pecho  baila el reclamo de una sintonía brotando de mis manos los versos de una poesía gravada en el enigma de...

En la gálica noche de un tiempo atrapado en las sombras, unas palabras escriben la ilusión y la esperanza de una añosa fotografía descolorida por las horas, sintiendo las caricias de un escalofrió.   No era un recuerdo era un lejano sueño que vive en la estrofa de una poesía que corre en el aliento de un tiempo que a veces...

En el límite de una frágil emoción, surge el orgullo con su mirada de pasión y en ese momento de cadencia en el silencio y tiempo de la existencia, te pierdes entre los pliegues de un cuerpo que se desgarra en el bosque de la duda.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/kjpwtLdy8lw...

El pasado, es un tiempo caminado, en esa improvisada senda de momentos inquietos que quedan en esa descolorida fotografía en grupo, de perfiles y sombras, de reflejos y luces, de movimientos quietos, desgastada y corroída por el tiempo que en el aroma de la noche, cuando el pensamiento se desvía del instante chasquido de la...

En el sigilo de la noche saboreo el sonido de las pequeñas olas de ese mar nuestro que refleja alegrías ocultando en sus ondas les penas de una mirada, que arrastra arena con su bailoteo, bajo la tenue luz de las estrellas que parpadean en el ardor de la noche donde mis tormentos acarician sus recuerdos cerrando los ojos para que...

Hay amaneceres que se despeñan en afligidos atardeceres tétricos derrotados, convirtiéndose en esa dimensión de horas perdidas que ni siquiera en el recuerdo volverán y en ese absoluto  silencio de desconcierto tus gestos simulan esas pausas cambiantes donde las ausencias son cubos de hielo que congelan las silabas de unas palabras que pelean por su libertad para arrojar la nostalgia en el barranco de...

Desde la distancia pude ver la sonrisa de tus ojos azul mar gravando tu mirada en la memoria de mi corazón, ya que ella ha renovado mi vida desconcertada, haciendo que la alegría trote sin fin en el latir del júbilo de mi alma abrazando los besos de tus sueños.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/AUEa8SugSMA...

Las oscuras horas de esos momentos ausentes, han pasado con su peregrinaje en el círculo diario del negro carruaje del adiós decisivo.   En el nuevo crepúsculo despejado burbujeantes sonidos pueblan el amplio abanico de tu día a día abrazando la luminosidad de una renovada esperanza, que enciende los sentimientos leyendo en las sombras del sol esos instantes de ti que siempre...

Mis labios buscan tu boca para besar esa locura que dibuja tu mirada, en el soplo de ese aliento cabalga la pasión, deteniéndose en la posta de los latidos del corazón que interpretan una melodía de notas que silencian las palabras que saben de amor, fundiéndose con sus caricias en ese dulce deseo de dos cuerpos pegados.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/cWOz9mILqbA...

Gime el amor en la tormenta del viento quieto, en las onduladas olas de sus suspiros, su brío muestra abofeteando a las rocas, haciendo que la espuma de su rabia sea el gargajo de su cabreo.   Con fuerza de mil caballeros la decepción del amor se adentra en la playa arrastrando la arena de su pena, que en su retroceso...

El rostro incierto de una máscara borrosa bañada por el crujir de unas horas demacradas en los lentos acordes de un momento estancado, reflexiona en el pensamiento, donde sus penetrantes silencios le hablan de ese rostro sin mascara que se abraza así mismo mientras la desnudez indefensa de su cuerpo le hace sentir lleno de una nueva vida donde la mascara solo...

En la ciudadela del alma tengo encerrado el dolor de los días de mi sino, los suspiros son gritos de revancha, mas el desafió es odio quemado cuyas brasas carbonizan las entrañas ahogando toda esperanza de un nuevo latido.   Soy el carcelero de un dolor que cada calendario avasalla el pensamiento reclamando desquite, haciendo que note en mi carne doliente los latigazos de...

Cuantas batallas confundidas, cuantas palabras sin sentido, cuantas hojas escritas arrancadas, han terminado en la papelera del quebranto.   En el raído fotograma del retrato de un anciano se muestra el descolorido tiempo, que esconde una vida en el extinguido fuego de su alma, quizás por esa sensación de miedo a una soledad sin venturas donde el sol se...

Me gustaría volar entre los bocetos emborronados de las nubes peludas, sin soñar, dejándome acariciar por el viento que sopla en mi lacio rostro, vistiéndome de soledad, disfrutando de los silencios que crecen en los abismos de esas profundidades vacías donde las lagrimas flotan lavando remordimientos.   Me gustaría volar entre las estrellas acariciando la luna en la oscura noche de...

Desnudo se ha quedado el árbol que ayer aun vestía verdes hojas despuntadas pensado en su nostalgia en el mustio mañana, pero el viento del ahora se las ha llevado a ese momento en vano en que unos labios saborean ese instante en que rejuvenece un recuerdo, de ese día que se ha quedado colgado de un hilo, pensando que...

El silencio del verano cabalga en la lejanía recorriendo los claroscuros en las horas pasajeras de los días llevaderos para al final adentrarse en los jardines de los palacios, posando suave su denso cansancio en el cabildo de la meditación.   El verano se mueve, lentamente, en la torpedad de los minutos, con sus calientes horas y su viscosa melancolía se acurruca en la...

En el jardín de mis paseos entre olorosas flores y rebeldes hiervas, esta el banco de mis suspiros, ese, de la lozanía, en el que me sentaba a soñar  sin horizonte con el amor buscado.   Pero hace tiempo que los sueños me han abandonado y solo los suspiros derrotados son los confidentes de esos momentos donde la indecisión es una decepción que se...

Cierro los ojos ovillándome en el pentagrama de un sueño, dejando en la mente a las sesudas notas de su sinfonía, que acaricien ese silencio que inquieta al pensamiento, que como buen amante viene a mí para acurrucarse entre mis brazos, dejando que la pasión cubra con su sabana nuestros cuerpos desnudos y llenos de deseos.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/WRuY3_4BxhE...

Era un infante cuyos dientes rompe el llanto, cuando llegaron tiernos y bravíos al arrullo de mi misterio, los sentimientos, esos que en el miedo de mis noches eran el escudo de la ilusión de una esperanza.   Cabalgue en los años y ellos me acompañaron reprimiendo miedos robando alegrías, ocultando fracasos, ensalzando virtudes.   Todo eso nace y muere en el momento de un instante que...

Ataras tus pensamientos a los avezados latidos de tu desgarrado corazón, porque tu sentir te encadena y cada aliento suyo, da vida a la esperanza de una emoción que te hace susurrar una melodía diferente en el canto del día.   Cada suspiro es el profundo dolor de un instante efímero donde se pierde la vida y la emoción es...

Hay una luna salvaje en la gloria de nuestro universo, que ilumina las imágenes de nuestras miserias enumerando una a una cada una de esos fotogramas anclados en la memoria, que en la disgregada oscuridad de las horas inquietas de nuestro tiempo, vagan inmersas en ese frio infinito del pensamiento, donde se organizan los sentimientos, creando el desasosiego de ese sueño que...

No opinas del amor porque lo has perdido, o quizás sea, que lo hayas olvidado en las esquinas del tiempo.   Ese tiempo en el que desnudo te mostrabas esperando que la flecha de cupido rotunda atravesase la inocente desnudez de tu sentimiento.   Ese sentimiento que siempre traicionabas en las dudas de una sospecha por el cobarde miedo a que tu corazón sangrase… huyendo con...

Tras la contienda del día a día en la refriega de las horas asediando sueños…   inútiles ilusiones que se ahogan en sofocos de unos deseos vapuleados por la realidad del viento, olvidándonos que la vida del destino está hecha de emociones y reflexiones que miran la realidad de una vida que sufre en el lento latir de un corazón que grita quemando los días.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/3u4CffkPsIQ...

En las noches de vendaval, la nostalgia te acompaña en tu soledad.   En las noches de lenta brisa, sientes las caricias de esos recuerdos que dejaron palabras en la mente y emociones en el alma.   En las noches de ventisca la memoria corre tras ese deseo perdido en el desierto del olvido   En las noches de tormenta miro el reflejo de esa mirada, de sonrisa amorosa, de ese...

En el instante de ese momento de etéreo numen, el latido del corazón se detiene en el segundo escuchando la siguiente palpitación agitada.   La mirada de mis ojos se detiene en el segundero de ese reloj sin tiempo donde la mente recrea la caricia de una ilusión que transmite escalofrió a un cálido cuerpo que viaja en la emoción de...

Largo es el invierno, triste sus horas, fríos sus días y la penumbra es la luz que ilumina.   Ahora llega el sol para besar mis días despreocupados donde los minutos son rebeldes amaneceres y alegres sus atardeceres sintiendo como los rayos acarician mi piel desnuda haciendo que desaparezca el enojo de unas horas, haciendo que disfrute de la agreste ventisca de mis...

Nado entre libros sueltos apilados en torres imperfectas en el anaquel del deseo, llenos de ideas, sueños y esperanzas, declinando verbos incompletos buscando pronombres concretos, queriendo demostrar lo inevitable de lo perfecto de una vida imperfecta, en un  mundo caótico de nervios, mentiras, sudor y sangre, de lagrimas derramadas que agotan el tiempo de espera sin retorno.     Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/ShCsljfquUw...

El tiempo no se detiene en la estría del pasado, cabalga en el presente, mientras la humanidad fluye en su progreso, ese que la ventura de su sino escribe su historia en el viento que pasa y yo que estoy trotando en ese tiempo que brota en la agreste pradera de las horas, me refugio en...

En la agreste colina de mi corazón ajado llora el silencio de mi alma por unos sueños olvidados que en el reflejo del sol le traen la ilusión de sus recuerdos, saltando de una nube negra a una nube blanca que se encuentra en la ladera de la agreste colina de la memoria dejando el polvo de una lagrima que apaga...

En el giro de mi instinto, veo tu rostro y la sonrisa de tu mirada, y en mi corazón la alegría alborota el sentir del afecto.   Eres el sol de mi amanecer.   Eres la luna de mis noches. Eres la musa del latir de mi corazón.   Eres ese viento que agita mi alma.   Eres esa estrella que ilumina mi camino.   Eres el escalofrió de mi desconfianza.     Pippo...

En la bóveda celeste del intelecto ondea el juicio con su propósito, despojado de sus sombras, aletargándose el designio en la tranquila brisa de unos recuerdos que diluyen sus formas en ese infinito de tiernas sinfonías que envuelven el olvido.   Lagrimas de arena brotan en el manantial de los ojos que traen la memoria de una infancia que ha...

Va y viene, como el viento, el pensamiento en el tiempo viajero de la ensoñación.   En esos días que pasan y no regresan, se quedan los pasos de una infancia que en el tiempo del hoy y el mañana no reconoces que son el ayer en la memoria.   Se han ido los días de un ayer consumido donde los recuerdos se han...