Han pasado noches de luna llena donde el aullido de pena destellaba, noches de cuarto menguante donde la añoranza su pesar enumeraba; ahora, está noche de turbia luna en que el sol sus miserias esconde, susurrando nombres, un viento nuevo acaricia mi rostro llenándome el alma de mansa quietud dibujando en la mente plenarias indulgencias de una realidad...

Caminaba bajo la lluvia, inclinado sobre mi ovillo y encogido en el repeluzno, hacia el encuentro con tu sombra, y en el destello de una gota vi tu reflejo, de la misma manera que aquella primavera en que mi mirada tallaba tu figura.   Me senté en el banco que guarda nuestro recuerdo, ese que las sombras de los arboles paraguas...

En este encierro consensuado he viajado al pasado visitando la inutilidad de mi vida acogotada, entendiendo las palabras de ese rencor que encerré en el silencio de mi alma.   Ahí están esas miradas fugitivas a una niñez repentina enfrascada en sus juegos, en sus abrazos sorpresivos, en sus fugaces besos e inesperados, en ese tiempo de tierna calidez entre...

En el hoy del mañana surgen las emociones abatidas en el tiempo del ayer.   El mundo silencioso, del rostro disfrazado, no delata los secretos que custodia su memoria, en el tiempo suspendido del suspiro, que disfruta su nombre.   Titileo en su mirada el destello de luz de un sueño que pide amparo por estar atrapado en la huella del...

El acorde discrepante de tu recuerdo me encauzara en las cadencias de nuestro tiempo y el ritmo de mis sentimientos serán la emoción del pensar en nuestro reencuentro…   Porque eres la nota musical, siempre nueva y repentina de la melodía de nuestros sueño…   Porque eres la blanca luz de la aurora de nuestro amanecer de misterios…   Porque eres la magia que con tus manos...

En el jazmín embelesado de esta extraña primavera de tiempo blindado, donde los abrazos son fruto prohibido, las caricias simples recuerdos de unos sueños lejanos, las sonrisas tapadas en la distancia de una bauta, donde la muerte te visita con el susto de su mirada dejándote en el sobresalto de su despedida la angustia de tu alma.   En ese...

Bajo el florecido almendro, con el reflejo de la luna iluminando mi sombra cierro los ojos y me adentro en ese sueño que no quiere morir; en él arranco pétalos de rosas, una por una, aspirando su aroma sumergiéndome en ese mar de remembranzas donde la lagrimas caen sacudidas por el tiempo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/1BTCERbHj7o...

El arrebato atiza con singular mordacidad, ventanas, puertas y rincones, apaleando el egoísmo que engaña a la razón. El mar borracho se agita en la playa, dibujando figuras evadidas de la memoria encerrada, que en su fuga achispada muestra la realidad disfrazada, y en el vaivén de sus giros entre espuma, céfiro y olas reclama el perdón de ese amor que se ahoga.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/7IRIP-hSfJ0...

Ya la luna atolondrada cae de la noche y sigo nadando en este mar de indecisiones, donde la bolla de tu rostro ocupa la mirada de mi pensar, no es que el miedo impida ver otro horizonte, es que solo presto oídos al dictado de mi pensar colmándome de preguntas, haciendo que las respuestas caminen cabizbajas en círculos siendo nosotros, Tú y...

Somos esa roca moldeada por el eterno tiempo que en sus estaciones el señor del movimiento; vendaval, tifón, zarzagán, torbellino, acaricia con su quebranto convirtiéndola en arena para que en la suavidad de esa brisa que viene en el silencio nos lleve en sus ondas a ese horizonte que besa la soledad, lejos, donde la olas del mar laven nuestras...

Dos líneas cruzan los trazos en el camino de un sueño donde los pliegues no son más que dunas de una esperanza en la dolida mirada de los ojos de un migrante que asiste con su afasia ocultando su misterio, como unas voces de densa semblanza, excitada, argumentan razones que discuten raciocinio ante certezas desgarradas bajo un cielo donde una luna...

En la pasión de un beso, en el deseo de unas caricias, en la sonrisa de una esperanza, mi corazón comenzó el latido de la vida. Cuando fui joven el convulso latido se acelero, cuando como hombre caminaba el latido su pausa ejerció, y ahora que el tiempo envejece mis arrugas, mi desgastado corazón arrastra sus latidos sin dejarme morir.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/skSx-ECpzmw...

En el jardín, de la memoria, ya se siente la melodía de esos Colibrís que revolotean sobre los bancales de los sueños donde florecen Azucenas y Campanillas de invierno, cuyo aroma alivia el recuerdo de las penas.   En el jardín, de la memoria, el silencio todo escucha confiando la palabras a ese viento que viene y va llevándoselas al reino del misterio y paz, donde descansa lo eterno preservando en...

Te escribiré un poema que haga nacer ese espontaneó latir de tú corazón, que en la memoria de tu tiempo deje ese recuerdo de ese encuentro nuestro donde la luz del sol se detuvo para esculpir la sonrisa de la felicidad. La escribiré con mi pluma en un folio arrebujado, esa que uso cuando quiero loar los placeres que describen los...

En el amanecer de este fanático día dónde el tiempo escribe sus carencias, y el mar parece un velo blanco y casto en la agitada orilla donde chisporrotea la inquieta espuma de salinas olorosas, y en su manto azul se reflejan las caricias de los rayos de un sol que promete una cálida velada.   En el amanecer de este día, Orfeo me...

Los humeantes ojos de la confusa ciudad miran la noche amasada de negro azabache y ambarino oro. Las distantes estrellas iluminan con su reflejo, en el río de su cielo, la indolente modorra de su día gastado; los candiles, las farolas de sus bulevares alineadas como regimiento de zapadores, vierten el blanco de sus entrañas sobre el negro asfalto, mostrando agitadas su desgastado...

En las escalinatas de la catedral de nuestra diaria peregrinación pueril, las idas y venidas, las dudas penitentes y las confirmaciones, son la caricia póstuma de unos versos que registran el frio de la nostalgia de ese instante que pasa a ser recuerdo del pasado abriendo la puerta a un viento nuevo de un presente ilusionado, que esconde detrás del llanto el sonar de la alegría.   Goofy...

Relucen los rayos mas que las estrellas en ese efímero instante en que la sorpresa se condensa deplorando ese suspiro que espesa el miedo quedando tras la sombra, que escucha y ve girando la mirada. El alma de queda parada ante la emoción de un abrazo inesperado que borra la ira del remordimiento y los temores, solo son el recinto del instante...

Mis sombras buscan la luminosidad de tus días mientras mis manos dibujan los recuerdos de aquel verano atrevido, en que el latir de mi corazón eran tus besos.   Fuiste la luz de mi causa, el vacio de mis noches, al acacia de mis sigilos, tus labios hilvanaban los besos que el viento gravo en mi rostro, tus silencios fueron mis versos.   Te fuiste en la sombra de...

Hoy mi vida pongo en verso olvidándome del silencio y del limbo de una soledad propia y ajena porque es seguro que el futuro es la muerte.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/OGQR3Chf9hE...

Ardiente y sensual hoy camina sobre el anillo de mis lunas mi diáfana imaginación, esa que tantas noches sus sombras muestra esparciendo el néctar de sus palabras en las estrofas de un poema, que muestra la pasión de la húmeda ternura de un corazón proceloso que transita entre la bruma de los bosques de su pasado bebiendo el amargo licor de mis obstinaciones que ha enturbiado las...

En el amanecer solitario de la muerte, te sientas en la arena del tiempo de ese océano sin agua y escuchas, en el sosiego, como el mar se enfurece abriéndose la boca de sus olas, mostrándote el crudo abismo donde tu sombra se adentra, sorprendiéndose de la cobardía de las incautas criaturas que te susurran tu...

Ahora que vivo con el corazón raído por el dolor del tiempo quiero escribir aquellos versos con los que solía perder el momento del ahora, pero esta vez quiero engañar al vía crucis del tiempo donde el amanecer, no sea lo mismo que el anochecer, donde el sol tatué mi rostro y la luna refresque mi alma, donde mis...

Bajo la bóveda de cristal de la baldía soledad el anquilosado sueño imagina en halo como unos labios húmedos diseccionan cuidadosamente el alma de unos susurros que iluminan el cerco del rostro olvidado de aquel amanecer desmenuzado en los encendidos atardeceres.   En este momento en que el sueño juega a ser una realidad, me gustaría recuperar el denuedo de aquel tiempo y luego...

Muere el radiante sol entre colinas y valles y la descolorida noche, alocada corre entre las estrellas luciérnagas en la oscuridad, que sus pasos se apresuran sobre el manto azul de un edén sofocado que lentamente quejoso se retira entre los barcos de un puerto asustado que chillan balanceando, su definida estampa en ese mar que besa el horizonte, mientras en...

He cabalgado como torpe jinete en el viento borrascoso de la existencia azarosa en una vida temida rubricando soluciones a las anacrónicas preguntas de una conducta confundida. Ahora que el tiempo despacio camina sigo aquí en las horas de los días esculpiendo en su tiempo la ausencia de recuerdos y en el insomnio de la noche, las...

Pienso en el vació abismal de la muerte y en esa diferencia de tiempos; entre el pensar y la fatal ausencia; confluye ese ritmo de quien se ha ido sin pensamiento, de quien se ha quedado en el pensamiento hundiendo su rostro en el cuenco del llanto.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/GZcfrm8hfik...

Disimula en la penumbra el pigmento del momento con los polvos de la palpitación, afinas el vértice de las emociones que se han quedado amordazadas en el ángulo muerto del reflejo desconsolado por la irreverente perdida de esa soledad donde el silencio camina sobra páginas escritas de un libro sin forro, de emociones vividas que regresan sabias para pintar los sueños con el...

A esa hora imprecisa en que las tenues luces del pausado amanecer aparecen en el sosegado pasmo de las horas, la forma del tiempo se convierte en la fragancia de unas sombras que se enderezan en los segundos progresivos.   En el sobrio valle del sueño que se desvanece, la luz enrojece bocetando el flemático contorno de una ciudad que se irrita ante...

Peregrino… solo en el silencio del tiempo zambulléndose en el páramo del día, donde la ira se balancea, el dolor se mece, y la ansiedad titubea, ante un sol que sangra la vacilación de las horas y una luna se esconde en el orvalló del amanecer.   Peregrino… en el silencio del tiempo hablándole al sol y a...

Languidece mi alma en la muerte de un suspiro mientras mi mirada discierne las nubes de un cielo que hondea en el crepúsculo del alba, flotando en la mente los pensamientos agitados con sus palabras mudas. Me siento impasible ante la escucha de su silencio, dejándome secuestrar por la fantasía de la imaginación donde brilla una luz misteriosa y una sinfonía clandestina que...

Sin caprichos y deseos vi florecer en el jardín, de las ilusiones, las esperanzas de un amor duradero, en los momentos de ese tiempo de instantes que alimentan un pasado que camina en el presente hacia un futuro perfecto que desfila en ese cielo donde brotan las  melodías de la nostalgia.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/y7FFLYXEOqA...

Con la ira clavada en el reflejo de una felicidad, que llora los lamentos de la historia, de ese momento del trance, del triste enigma de una crónica que se queda incrustada en la memoria.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/wNpb1OKXxtY...

Amor… Concédeme el titubeo de unos versos que hablan de la ternura de lo que siento.   Permíteme… que mi tenue vos sea el susurro de tú pensamiento.   Permíteme… que mi suspiro sea la brisa que acaricie tu vaporoso rostro.   Permíteme… ser ese viento, ese mar desbocado que pone y seca la lagrimas que recorren la meseta de tu semblante.   Permíteme… ser la primavera, ser el verano, ser el otoño, ser el invierno del...

No releguemos el sentir en este sosegado tiempo de arrestos obligados en las horas indecisas de un destino disparatado, que los golpeados corazones de un mundo mutilado laten dentro de su cuerpo contando sus pasos, imaginándose ese mañana en que su rostro sin mascara ilumine en ese gran baile en la playa del mar de las esperanzas, donde las...

Escribo con palabras simples las verdades de mi poesía, esa que nace en el corazón y que evadido ofrezco en un libro sin paginas con renglones seguidos en las hojas invisibles de un blog de emociones que navega en las ondas de un océano sin agua con el viento enmarcado.   Un rió de palabras permanente fluye en...

La noche brilla en la oscuridad iluminada por la luna, su luz calienta la fantasía de la distancia haciendo latir corazones que olvidan la noche para vivir el sueño; dado que el sueño es la antesala de la muerte donde percibimos el aliento de nuestros engendros ocultos y que nunca vemos, porque la realidad elimina el miedo en el amanecer de un...

Escuchar a los políticos el sin sentido de sus discursos; vanos discursos de la existencia de una utopía. Su boca pronuncia palabras interminables de vacíos engalanados que esquivan verdades, que evitan engaños propios con mentiras disfrazadas e insisten en la ocurrencia que le roba al tiempo un sorbo de su instante, sin embargo, el tiempo suele traer en su abanico paradojas que...

Noche tras noche he ido arrastrando los jirones de una vida con batallas y sin guerra, con sueños… que se encienden, con oscuridades… que se apagan y en este amanecer de sonrisas remendadas hecho mi mirada al pasado para escribir unos versos sobre recuerdos y emociones distantes en el tiempo que han permanecido en los silencios de mi “YO”, las letras de...

FELICIDAD Fuimos un ayer Enmarcado en el tiempo Libres de pintar sueños Imaginando un mañana sin grises Corrigiendo el presente elegido Intentando vencer el miedo Dando tiempo al corazón A mostrar ese amor de compartir y espera Donde sentirse acariciado.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/iFGrooN6YDc...

Ese instante pasajero de la eternidad del tiempo, en que miras de frente a la verdad de la luna sin que esta te atrape bajo su manto blanco, y deslizándote tras las sombras de la noche, de esa noche en la que tú te encuentras frente a frente a tu propia sombra; para empezar a morir, para empezar...

En los mustios ojos de la amalgama colorida de su rostro compungido, su alargada mirada se mantuvo en el eterno interrogante del instante de un segundo. Posterior a la mirada la dislocada nostalgia crea esa sensación donde anida la tristeza que yace cansada en la ventosa noche de llantos y lagrimas, que son gotas de lluvia que lavan las penas de...

En ese silencio que llora tu nombre esperas viendo la tormenta de ese corazón roto, que en el laberinto de su mente los pensamientos reescriben ese destino que fue vano, ya que en sus rostros solo dejo pesadas lagrimas, y nubladas nieblas en sus solitarias miradas. En el amanecer de sus ausencias, después de días de calendario, jocosos y trágicas tardes, con sus noches de...

En el atardecer de un regreso, envuelvo las sombras de la noche, mientras la blanca luna ilumina la senda de mis huellas, esas que he dejado para que encuentres, tú hijo de mi sentir, la morada donde lloro mi arrepentimiento; donde los suspiros son perdones y promesas de esa sombra que negó el cielo en su huida, para vivir el silencio de la soledad con...

  Poco a poco el tiempo se desgasta tras las ventanas del amanecer, que ensayan las escenas de un teatro sin platea con diversos escenarios; terrazas para sudar, para cantar, para bailar, para aplaudir, para hablarle al silencio, para mirar ese mundo encerrado en la quietud de las distancias, para esas risas que se desvanecen en los sueños de una noche. Para esos...

En el vidrio ceniciento de tu reflejo se deposita el hollín de los días, de una pasión escrita de ropas ajadas y carcomidas tabas embaladas en el hatillo del tiempo contado. No me hables de penas y perdones embalsamados en el castigo del recuerdo, que esperan el veredicto del tribunal supremo del fin de los días. Cuando el recuento de la memoria se...

En el corazón del mundo brota un turbulento rió de lagrimas y en su alma mora la tortura de su angustia al ver como los ataúdes se deslizan en el hielo de la fría soledad. Tras la estocada del infame bacilo que con sus achaflanados tentáculos roba silencios y vidas, dejando a los destinos de la existencia en...

Nosotros nos amamos en ese renacentista claustro de la mente en el que  nuestra pasión medita sus pesares, siendo sorda y ciega a los desconciertos de nuestra realidad cotidiana, en ella caminamos de la mano encantados del gozo de nuestros besos eróticos, de nuestras caricias tatuadas en nuestra piel quebrada.   Nosotros nos amamos en los rincones de un mundo que supura prisas por las heridas del...

PANDEMIA 2.0 Porque ningún tiempo su ruina quiere Arranca miedos y temores sin pronunciar su nombre Ningún cielo grava el fuego que levanta su pasión De puerta en puerta salta dejando su infierno Envuelta en plumas de Ángel invulnerable Muere en el hoy de un sin mañana del otro Ingenua se presenta...

CORONAVIRUS Cicateros confines del miedo cabalgan Oprimiendo la condena de la mente sin testimonio Rapiñando el pensamiento de la razón, sin motivo Obteniendo las débiles horas lentas de días agotados Naciendo el silencio de las palabras en las soledades Ante la llegada de misteriosas sombras coronadas Vacías de sentir, que gritan a...

Mi pensamiento indaga en la poblada memoria de mi destino escrito, mientras la nebulosa mirada cuenta los pasos perdidos de esa promesa disipada en el arrepentimiento de una rabia olvidada, cierro los ojos y tu rostro se dibuja en el arco iris de mi fuego interior. Porque sin ti mi pensamiento solo es un vagabundo fluyendo perdido en el silencio.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/SQO7QIgNvA0  ...

Te busco en la mirada del perturbado horizonte escuchando el silencio de mi pensamiento y la música de su sinfonía calma mi espíritu dilatado, emanando manantial de sentimientos, que fluyen en mi corazón maltrecho.   Te busco en mi memoria, esa que esta distante, en el tiempo que brota entre luces de un ocaso que se siente perdido, en la...

Tuve un sueño, donde las lagrimas corrían por la ladera de un rostro sin nombre retrepando en el viento de la luna.   Tuve un sueño, en el susurro de un llanto, y el gemido de un beso pasmo la tormenta de unas lagrimas que pedían indulto y salí deslizándome en el silencio, por el bulevar de la jacarandaes llevándome los...

  En el limbo del tiempo incierto me hallo perdido como naufrago a la deriva, en medio de un océano golpeado de lado a lado por sus encrestadas olas que buscan una playa para vomitar sus penas. La luz es negra el cielo es blanco y yo agotado busco esa llama que encienda la baliza de mi barco para seguir...

Caminamos por la vida a la luz del día con la confianza de que no lo hacemos solos, temiendo ese día en que solos debemos caminar como peregrinos por la senda de la noche donde la penumbra es oscura, dejando nuestra aflicción en este mundo con tiempo de dolor desolado y gloria lastimada.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/a57Apa4TCfU...

Nacemos en la fuga del dolor hacia la manumisión de la alegre ventura; morimos en el dolor del infierno de una vida, ya que el miedo es el caballero andante de nuestra mente, ya que la seguridad es una duda que castiga con la espesura al caer en el vacío.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/BF7pmimzjBs...

En las calles el silencio camina. En los parques la soledad esta quieta. En los templos anida la pena del silencio. En las escuelas el silencio esconde palabras. En los teatros, en los cines, la soledad grita muda. En los cementerios esperan las cruces de la soledad y el silencio para acogerlas...