Ven amor, caminemos juntos sin temor ni pudor, viajemos pegados. allí; al horizonte azulado de nuestra alma donde existe el verdoso oasis de la memoria.   Viajemos allí; en el viento confuso, sobre las aguas encrespadas del océano de nuestra vida, hacia el faro talludo de la ilusión que centellea nuestro amor.   Será una singladura de llantos, de suspiros, de...

Me arañan con sus uñas, de gata encelada, las palabras de una poesía que los sentimientos interroga.   La ansiedad me roban, mientras danzan en mi alma las estrofas sentidas en metáforas difusas.   Plantean orgías, que se diluyen en el olvido y resucitan en el recuerdo de un verso concreto.   Entono sonetos de poetas que conozco, para pegar los verbos...

En el dulce oasis de mis papeles, tras el cardenalicio “Urbi et orbi” dominical y con el tímido aroma de la tinta impresa del rotativo, sorteando las noticias presurosas del noticiario del crepúsculo de la tarde, un poema balbuceante nace ajeno al tímido sol que se desvanece…   Ojala su tiempo se tome para crecer...

En el despertar del gallo la pluma del poeta se adormece en su nido cansada de pintar reflejos, de arar metáforas en el barbecho de unas páginas, sembrando palabras en la mente del poeta.   Las palabras germinan, se abren y cierran escuchando el juicio de lo que dice el escritor, que busca el cuerpo de una idea implacable, donde...

“La gran tragedia de nuestro tiempo es que no sabemos vivir aquí y ahora”   ESCUCHA Es verdad, escucha… ten calma Siéntate aquí, y escucha… no huyas Cuando la noche llega, escucha… la soledad te brinda un océano Un silencio te taladra, escucha… sírvelo en una copa y brinda Conviértelo en tu...

El amor no viaja en autobús por autopistas desoladas. No viene en el Ave sobre perfilados raíles, ni tampoco en un velero surcando mares tranquilos. El amor es sordo y ciego, loco y arrebatado, silencioso y solitario. Se presenta inesperado sigiloso y perturbado, susurrando su nombre sin propuestas concretas, ni preguntas enrevesadas, solo con la esperanza de caminar de la...

  Hay silencios encriptados en el disco duro de tu conciencia que jaquean tu esencia infectando con su virus tu alma.   Hay silencios balsámicos que con su fragancia, de flores asilvestradas, te embriagan,   hay silencios que apestan con el odorífero nauseabundo del aroma del engaño.   Hay silencios que hablan, otros no dicen nada, pero todos nacen y mueren en la estrofa...

  https://youtu.be/orL-w2QBiN8       No se apaga la luz una vez la hayas prendido en la celda de tu memoria con la chispa del sentir.   Construye un faro en lo alto del acantilado para que pueda guiar al velero desnortado, al marinero desordenado, hacia el puerto de su ensueño.   Nada puedes temer, tus miedos debes vencer mientras la luz ilumine tu sueño.   Pippo Bunorrotri....

Tú abuelo, te fuiste en el tiempo en el que la evocación fue olvido y ahora tu memoria se yergue ante mi como augusto Toteen de un dios pagano. En la vertical ladera de mi mundo desconcertado la mirada se detiene para ver la silueta dibujada, ungiéndome con el saber de hombre mundano. En tu antaño, donde la...

Te amo por lo que eres, por ser como eres, por ser el faro que mi velero guía en este océano del tiempo, por ser la esfera perfecta con movimiento celeste que genera un campo inducido que ilumina mi vida; de suspiros y llantos, de amor y locura, que ilustran mis pasos allá donde vayan.   Eres el viento que...

https://youtu.be/aO5fLLHj55k   Soy esa sombra que me espía, que en la oscuridad me atosiga con sus preguntas y reflexiones razonadas, que me sigue y recrimina mi silencio y mi gordura, mi terquedad y mi soltura, sumergiéndose en la espesa niebla de las contradicciones y lo absurdo de encontrar el camino de regreso a la esencia de mi propio...

ÁRBOL Te Alzas con tu silueta al cielo Tus Ramas dibujan sombras Que Bordean los rayos del sol Siendo Ofrenda de consuelo Pues La cabeza levantar debo, para ver tu silueta.   Pippo Bunorrotri.         https://youtu.be/aO5fLLHj55k...

En la noche silenciosa de esta ciudad ruidosa, cabalgo con paso firme pisando sus adoquines. En la noche silenciosa de mi soledad, preparo mi corcel blanco, ese corcel blanco que es el sueño, con las mejores galas pues subido en su grupa quiero cabalgar hasta tu encuentro Amor. En la noche silenciosa de esta ciudad ruidosa cabalgo sobre mi corcel blanco guiado...

Recorro el valle de tus anécdotas aquel remanso de tus dulzuras, recuerdo el cariño de tus palabras, aquel acento de tu voz, en la brisa me miro dentro de un lago azul, y me doy cuenta, ¡que te extraño!, de tu ausencia. Solo así pasa...

Eres  mi  luciérnaga que ilumina mis noches sombrías, el manantial cuando me invade la sed, el horizonte claro en mis oscuros atardeceres, eres lo mejor que me ha pasado en años. Me das paz con solo escucharte, confianza a dónde  puedo llegar  en la vida. Eres mi amiga, te conocí por casualidad o solamente, el...

“Tengo una sonrisa para tu árbol de Navidad. Tengo un corazón simple para tu Belén. Tengo una palabra amable que alivia tu tristeza. Tengo una mano que te ayuda a levantarte, y la otra es un bastón donde apoyarte. Tengo un espíritu que te trae felicidad. Tengo sorpresas, ilusiones y...

En la sombra de la luna el tejedor del tiempo acomoda la agujas de la época de la vida mientras murmura su historia.   Hace mucho tiempo que el pasado…, que en la historia se ha quedado, debería ser arrinconado pero no olvidado.   Hace mucho tiempo que los viejos amigos y los viejos tiempos deberían ser evocados por lo que...

La poesía no son palabras sometidas a una representación; la palabra es un eco que difunde el reflejo de una idea.   La poesía es un lenguaje que dice lo inconfesable y define lo impreciso con las sombras de las palabras.   La lengua y la metáfora persiguen la puntualizaron, la poesía persigue la interpretación que nada tiene...

Hay noches en mis días que camino con mi sombra, solitario, en la inquietante hipnosis del sueño donde las pesadillas se alían con el insomnio y los miedos y reproches cabalgan a lomos, como alma sin pena, del remordimiento asfixiándome en la penumbra. Vago por un desierto sin arena hacia un mar muerto, pues en él solo...

¿Qué tienes hoy poeta? Que el lienzo de tus ojos reproduces viejas fotografías llenándolos de visiones trasnochadas, que hacen que en tu rostro reproduzca el pánico de tu locura melancólico y congelado. Oscuras pesadillas rasgan con su daga los versos que ayer fluían con su rima y hoy son tortura de tu duda. Quisieras exhalar el aroma de...

Una espada ropera con empuñadura repujada saliendo sin espera del bosque encantado en busca de fuego una fermosa mañana; una dama disfrazada de reina hechizada, con sus garras de pantera; una doncella inocente que te engatusa con su voz melosa y su sonrisa solicita. El susurro de un tribunal cuándo condena; la sombra de la luna en la purpurada noche entre luces...

Te amo, a pesar de tú tristeza pues tus lagrimas dan belleza a tu rostro, como la lluvia la jardín, la tempestad pasa y fortalece. Te amo, cuando la alegría abandona la clausura, cuando tu corazón late junto al mio, cuando en tu mirada la nube del pasado se desvanece. Te amo, cuando tus besos son...

El amor nace un día cualquiera, una noche sin luna, o una mañana accidentada, una tarde dividida. Camina ciego mientras medra sin contar el tiempo, soñando en las semillas del momento y en el instante de su cosecha. El amor escucha el lamentó del viento danzando en el edén perfecto, creciendo bajo lagrimas de lluvia, deforma...

La lluvia cae sobre la ciudad, la noche me atrapa extrañándote mujer. Las gotas de agua resbalan lentamente por el cristal de la ventana, como lagrimas bañando tu rostro. Gotas de agua donde se refleja el rostro de mi amada esperando ese día en que decidas quedarte… Estos versos siguen su rebeldía vagando en mi mente. Las rimas… Están en huelga permanente. Amada mía me hace falta...

Recorro las sendas de tu pasado por el camino de nuestro presente. Recorro el valle de tus anécdotas con el remanso de tus dulzuras, con las caricias de tus dedos, mientras recuerdo el cariño de tus palabras, recuerdo el  sonoro sonido de tu voz, recorriendo...

Al atardecer el sol empieza a esconderse en el horizonte del día, las luces de la ciudad comienzan a iluminarse como estrellas de la noche que esta por llegar, llena de sorpresas. Al atardecer, tú eres la estrella que comienza a iluminar la senda de mi noche, noche de misterios, noche de alegrías, noche de sonrisas, noche de miedos. Eres la estrella que en...

En el anochecer tus ojos azules tornasolan como estrellas radiantes, en el universo de tu rostro, marcando en él los surcos de tu tiempo pasado que me indican la senda del futuro. En el anochecer tus ojos azules se humedecen regando los surcos de tu rostro donde crecerán las flores de nuestro futuro.   Pippo Bunorrotri.       https://youtu.be/ydKwY0tqAXQ...

Golpean con fuerza en la bóveda del cerebro los recuerdos de una infancia donde la inocencia fue arrebatada con promesas y falacias por sotanas y hábitos empeñados en hurgar entre las piernas del abnegado infante que en la deidad creía.   Nada queda de aquella infancia en que vivir sus sueños era la fantasía de un chiquillo que quería...

Amada mía, mujer de mis versos tú que con tu luz iluminas tu camino, dame la mía pues soy como un ciego que a tientas peregrina por la vida sin paraguas bajo la lluvia  de la duda, y las tormentas y tempestades de la indecisión, ciego de fantasías y loco de consonancia. Ese es mi mal, fantasía...

A menudo, últimamente en las noches de mis sueños me despierto con el sonido del tiempo sobre mi cabeza.   Tengo la sensación de estar flotando, vagando, en el vació de la nada.   Podría estar soñando… Podría estar muerto…   Solo el tiempo se mueve constante, pausado e implacable y siento… como el tiempo invade mi espacio.   El tiempo pasa sin...

En el crepúsculo de la noche dos cuerpos desnudos –el tuyo y el mio- se dibujan en la penumbra de la luna, mientras esta escribe versos en el viento de la noche.   Tus brazos envuelven mi cuerpo, mis manos inquisitivas esbozan los pliegues del tuyo, las tuyas pacientes juegan a esconderse entre caricias.   Tus cabellos fantasean con...

Tu abuela Contemplas Los crepúsculos Del otoño Con anónima Ilusión. Tu abuela Crees reconocer La sombra De mi diminuto Cuerpo, Que ilusión Abuela Poder apreciar Poder admirar Al fin, Tus ojos esmeraldas. Abuela, Mis diminutas manitas El primer día Recogerán El diamante De tu lágrima. Tu abuela, Contempla Los crepúsculos Que en una Fría noche De invierno Yo llegare Para que Me acurruques En tus suaves Brazos y tus Sedosos dedos Acarician mis Mejillas, Mientras Tus ojos Esmeralda Me tararean Mi primera Nana. Tu abuela Que ilusión. Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/eIuqtlTQhOI...

Bajo la pérgola de un misterioso jardín en un apartado lugar mis oídos escuchan el trinar de pajaritos, que a mi mente traen recuerdos. Recuerdo el aire romperse, en mil fragmentos ancestrales, cuando tú figura paseaba lentamente cerca de mis lugares. Recuerdo, esa tarde, bajo esta pérgola, a mis labios disfrutando de besos reales y ficticios que solamente en, mis sueños tuvieron sitio. Bajo la pérgola el...

Un cuarto a oscuras, Una habitación vacía Una luz apagada Un cuerpo quieto Un cuerpo vibrando Un cuerpo indiferente Un pensamiento perdido. En un cuarto a oscuras. Pasan los segundos, Los minutos, Las horas, De un espacio En el tiempo. Me pregunto, ¿Dónde estuve? ¿Qué fui? ¿A dónde voy? ¿Qué soy? ¿Qué quiero? ¿Qué no quiero? Mi vida es algo más Que solo actuar, Que solo caminar Que...

Cinco vocales. Cinco letras Cinco números…Primos. Cinco canciones, cinco poemas con los que definir; mi eterna amargura, mi eterna desdicha, mi eterna sonrisa. Melancolía apagada, que cada día mi rostro dibuja la mirada con la que te miro llena de ilusión, llena de pasión y de esperanza. Cinco líneas mal dibujadas, cinco sonrisas llenas de ilusión,...

Palabras escritas con tinta, que se diluyen en el blanco papel emborronado. Palabras escritas que parecen no tener dueño ni amo. que en el viento caminan. Palabras salvajes y bravas que corren en desbandada sin hacer daño, por la sabana de arenas blancas de un folio sin renglones. Palabras que describen el mundo en que vives, al que...

Tiempo para conocerte Tiempo para conocernos Tiempo para abrazarte Tiempo para abrazarnos Tiempo para besarte Tiempo para besarnos Tiempo para reír Tiempo para bailar Tiempo de palabras entre dos. Tiempo para pasear de la mano por el parque, por la calle de nuestras vida, por la senda de lo compartido, y de lo no compartido. Tiempo para amarte Tiempo para...

Desde el principio albergaba en mi interior, la sospecha que cuando te conociera te reconocería.   Algunas veces la duda rompía el hechizo de amarte sin conocerte.   Mas el impulso sobrevive siempre a la tempestad, implacable del tiempo que nos marca el destino.   El fin de algo es el principio de algo mejor, beber la vida en tus...

En el perfume de la oscura noche llega el yermo sueño, escultor de fantasías que con sus frágiles dedos cierra con diligente delicadeza nuestros ojos que suspiran ocultarse de la transparente luz del aciago día que se va envuelto con su tropelía en la penumbra del olvido. ¡Oh! Escultor de fantasías, sueño anhelante del descuido y del ignoro cierra...

Boca que grita que corre tras las palabras, que murmura nombres, susurra silencios y solloza dolores del alma que son semillas de melancolía que tu alma llenan de pesar. Boca que besa en la distancia en la cercanía acaricia pasiones y deseos de la metáfora del tiempo de una vida vivida día a día, donde la evocación es...

En aquel tiempo había un hombre llamado Alonso que habitaba un caserío situado en un valle, no lejos de Astorga una ciudad de mediana población que antiguamente había sido capital del reino, y antes incluso había sido campamento de las Legiones Romanas. ¿Quién había visto...