ASUNCIÓN Anochece con el suspiro de tus labios Sueño con las caricias de tus besos, de tus manos aterciopeladas Un día en esta senda mía apareciste de la nada como una nube caprichosa No pidiendo nada, solo una sonrisa y una palabra nerviosa que quería compañía Con tu cascada de...

  Los poetas versos y sonetos, de amor escriben, que poesía es, versos y sonetos que leo con atención, en ellos relatan que Cupido un niño es, un niño con alas, arco y alijaba con flechas, del amor es su Dios. Mas la historia antigua, de la mitología romana, nos cuenta que Cupido Dios del deseo amoroso erigido fue. Que...

Me tientan, esos poemas que abrazan esas palabras que hablan del sentir de un instante en el reflejo de un momento. Me tientan, esos versos sueltos que arrancan una sonrisa robada al suspiro en la rima de las estrofas de un poema solitario. Me tientan, esos besos escondidos escatimados al tiempo de tu vida, que a la...

Todo allí es grande radiante y luminoso, un universo cambiante donde la imaginación te lleva, en el que habita la sonrisa de la quebrada soledad. La soledad del ermitaño que ordena sus ideas con sus cien susurros conocidos, con sus cien rumores nuevos en su melancolía, viajando en sus sueños. El espíritu se emborracha en el tiempo lento, viviendo...

La noche me despertó en el segundo tañido de la monótona campana que anudaba la hora en que los gatos se aparean y los hombres y mujeres cuentan suspiros. Intento dormir de nuevo, mas el sueño se revela en el desvelo del último tañido, aguijoneando la imaginación; ese toro bravío desbocado que ciego corre sin control. Por matar el...

Mirémonos a los ojos y hagamos un trato, porque el futuro es el día a día y no esa hoja del calendario donde esta ese numero que es el ultimo en el que el futuro espera. Mirémonos a los ojos y hagamos un trato, digámonos con palabras sinceras lo que espera el uno del otro, sin tapujos, ni mentiras´ sin...

Ella inspiraba el vértigo con su dulce hermosura, era mujer concluyente que deseos ahogaba en su alma de mujer, que revelaba en sus suspiros, y en su imaginación cabalgaban sin que sus labios lo supieran. Era hermosa… una venus en el Olimpo de la imaginación de él… era hermosa, tanto, que a sus sueños presto su rostro de mujer. Él que...

Esa noche donde todo empieza y nada acaba; es noche, los dos, frente a frente donde el reloj nos desnudo, desnudos nos miramos sin palabras, ni reproches, con miradas de deseo, olvidándonos del pasado, deleitándonos con el presente, nuestros suspiros humeaba pasión, como el aliento de un volcán. Tus manos dibujaban caricias en los pliegues de mi piel y...

En ese triste anochecer donde la luna se engalana con los ropajes sombreados de la nostalgia. Un enamorado busca el ¿por qué? de su nostalgia. Todo calla a su alrededor, parece respetar su dolor; los rumores de la ciudad se apagan en el interruptor del tiempo. El viento, de la tarde durmiente y las sombras luctuosas del abandono comienzan...

Al amanecer cae la nieve con su silencio acostumbrado y sus blancos copos, aterciopelados, se reúnen en la ladera de la montaña susurrando… susurrando su inocente nombre que tantas sonrisas despierta, en la mirada de un niño; con ese sonido suyo que tanto se asemeja al de las mariposas que revolotean en torno de las flores. Se...

Absurda sinfonía de la imaginación donde el aleteo de una mariposa escribe jeroglíficos enrevesados en el segundo de su vuelo coordinado y algo alocado, dibujando sueños irreales en el viento de sus alas; diseñando mundos imaginarios, construyendo episodios mágicos de la fantasía de una realidad que vacila. Que en la medianoche despierta en el poeta la rabia que...

  El día que nace y la noche que muere, debaten, en el reloj de arena, su última ley su primer decretó, en el congreso del silencio de las palabras, mientras los visillos de niebla de las ventanas del universo se corran, para que el azulado cielo pinte de colores los valles, las ciudades, y las formas que...

En el crepúsculo del alba cuando la noche su manto negro retira y la luna se desvanece, en esa hora que el reloj repite como nueva, llevándose e su regazo a sus hijos, los sueños, dejando a los amantes desnudos en la aurora. En el equinoccio de este invierno, que espera su solsticio en Capricornio, nace el...

La noche estaba serena, la ciudad adormecida la calle silenciosa… ella enamorada lucia hermosa. En el contraste de la noche la luna brillaba en la penumbra con su pálido resplandor en lo alto de un cielo estrellado. El viento suspiraba con su dulce susurro entre las esquinas de la ciudad que recordaba. Ella, enamorada, llego a la calle donde el recuerdo prendido quedo en...

Hay pensamientos que vagan confusos en la pesada niebla del valle de la conciencia, sin forma definida, sin rostro perfilado, ni color que ensombrezca, que el cedazo del poeta las impurezas criba en su mente buscando la “verdad” en su poema que promueve una “ficción” con lo que expresa, creando una metáfora que desata evidencias  en...

La noche llega silenciosa, los parpados caen como pesados plomos sobre las pupilas, como losa sobre la sepultura. El sueño llega blandiendo sus blancas alas tejidas en sabanas de seda, abandonando la selva negra donde habita y sestea, en un afán de alcanzar el deseo escondido entre las carnosas hojas de las sombras que cortejan al rayo de sol...

El divorcio cambia el destino de dos que navegan en la galerna del día a día y en las noches de dolor que en el preludio de la décima borrasca rompen los grilletes del barco que le une navegando por el mismo mar, la confusión los ciega y el miedo les atenaza. Tienen miedo los dos. ¿De qué? Si...

Cuando morí, aquella mañana que ensartaba los minutos en las horas, no lo entendí, no sabía que había muerto hasta que a otros oí decirlo y la rabia carcomió mis entrañas entrando en cólera al enterarme como la muerte me había llevado, y pensé en esos recuerdos que se habían quedado huérfanos… ¿Qué será de ellos? sin...

Hay días, que me busco y no me encuentro solo veo borroso reflejo de lo que fui en el ayer no tengo valor de enfrentarme al día, quisiera que el tiempo se detuviera en la hojarasca del viento, para mirar en el horizonte del pasado y ver los pasos cambiados de mi vida, esos...

Recorro las calles que me hablan de ti, buscando aquel lugar en que el anochecer se hizo día en que la luna se sonrojo. Aquel en que nuestras pupilas retrataron nuestras sombras en la palidez de la luna. Aquel en el que el silencio tenía palabras diferentes para nombrar el sentir, donde nos abrazamos a...

  Con la danza de las horas sonando de fondo, cubriendo con su mato las esquinas de mi estudio, en esta tarde lenta de invierno donde la lluvia invita al ensimismamiento, rodeado de libros, retratos de un instante y folios en blanco que esperan ser rasgados por la lanza de mi pluma, asedio a los recuerdos.   Amontono en mi...

Entre los poemas de Machado, en la estantería de mi biblioteca de los poetas recordados que ilustran las lecturas de los minutos encerrados de la alegoría de la vida. Unas hojas envejecidas y estriadas por el tiempo del olvido, con su letra negra cursiva inclinada y cuidada, cuenta las confidencias de miedos, temores y reproches concebidos en la...

El abuelo camina tímido e inseguro sumido en los recuerdos del ayer ajeno a lo que revolotea a su derredor, ensimismado en su yo repasando el pasado que vivió, ya ni soñar quiere. pues el soñar le hace daño su destino escrito y deambulado en el ya solo espera el final, ya los reveses le importan ya...

En el despertar del amanecer, luce tu semblante ante mi mirada, cual ventana abierta al mar Mediterráneo, ese que nos saluda en las mañanas de nuestro despertar. Ardiente es la mirada de tus ojos azules, tu sonrisa un blanco velero es sobre las azuladas aguas del mar, donde se reflejan las sensaciones vividas que se perfilan en tu suave piel melocotón. En el despertar del...

Se dice, se comenta por ahí, en los cenáculos de forma poligonal que para mirar al interior de uno hay que hacerlo a través del cristal, de los nuevos eruditos del siglo XXI; que la escritura no es más que un ejercicio de soledad. Lo cual...

Aquella primavera que estuve contigo que a las seis en punto de la tarde en el parque de la mal querida te esperaba, escribiendo sueños en la memoria. Aquel día de primavera que la lluvia nos sorprendió cogidos de la mano en la cuesta de las Carbajalas y abrazados corrimos a refugiarnos bajo los soportales del Palacio...

Hay recuerdos, como hay vida, que se resiste al olvido como hay muertos que se resisten a ser enterrados en los recuerdos. Esos a los que nos resignamos a decirles un adiós o un hasta luego, porque nos hacen falta para trazar nuestro camino, para vivir la vida con distancia e ironía, en este mundo de mezquindades y de...

Volando como gaviota en el secreto de su vuelo planeando en el viento, en la nada de la meditación, esa evasión de miserias cotidianas, donde el silencio es la caligrafía de las palabras que escribo en la vaina de un grano de arroz, deseoso de encontrar esa espiritualidad que la tecnología me ha robado. Desde esa altura, donde la...

Como cada enero, diciembre se cae del calendario siendo una hoja arrugada del invierno, esencia de la trova del poemario de una vida que sus versos versificados  liquida en el ultimo día, colocándole en la estantería del tiempo que continua en otro versificado poemario que empieza con la asonancia de una nueva rima. En el himpas, ese...

Ahora que mi río está llegando al estuario de ese mar tranquilo, donde las olas mecen el tiempo, donde todo sale a flote balanceándose es su calma, me he dado cuenta que de la cascada, donde mi río broto, han caído cosas que se han convertido en los fósiles que han rodado en su corriente alocada del silencio de su cauce. Ahora,...

Os veo ahora, Valentina y Nicolás, dos niños que estáis aprendiendo a caminar por la vida, vais al colegio, jugáis, aprendéis, soñáis en presente sin importaros el futuro, dibujando un pasado, escribiendo esa inocencia vuestra en las blancas paredes que se ira, la inocencia, en el suspiro del tiempo. Cuando los años hayan caminado con el tiempo...

En el instante de aquella tarde, de aquel día, en el que el sol se ponía en el oeste de una noche de alegría que nuevos amaneceres traería, en medio de un charco de sudor y lagrimas. Cuando abriste los ojos con un llanto y te asombraste de mi gesto ausente, o quizás...

  ADIÓS Aquí en el recuerdo del hoy Despido el ayer de nostalgias y alegrías Intentando que la tristeza no se vea Obteniendo una sonrisa de despedida Siendo recuerdo de un sueño.   Pippo Bunorrotri.     https://youtu.be/_03uXQiz6eY...

Eres quien habita en ese vago espacio de sombras, soledades y silencios. El que deja sus tristezas en una silla menguada, quien sus penas pone en prosa y verso tumbado en la cama perdiendo su mirada en el universo del ayer. Eres quien eres, aunque no te lo parezca, quien revuelve el ayer del hoy buscando la nada, quien viaja...

El otro día, ese en que te levantaste con el propósito de hacer limpieza de las cosas arrinconadas en un cajón de tu pasado inquieto. Si querer te reencontraste con los instantes olvidados en ese álbum de fotografías; de colores desteñidos, de sonrisas congeladas, de muecas desfiguradas y lagrimas pintadas. En tu memoria peregrinaron las imágenes de...

Tú abuela, contempla  los crepúsculos del otoño con anónima ilusión, esperando el frío invierno en que mi diminuto cuerpo caliente tu tierna alma de madre arrinconada. Tú abuela, crees reconocer la sombra de mi diminuto cuerpo que se forma con tu sangre y tus lagrimas en las cálidas ondas del vientre de otra mujer, mi madre, en la...

Aquella despedida en la que no hubo ni llantos, ni gritos, ni sonrisas, ni lagrimas, en el instante del tiempo… Ni besos, ni abrazos, ni disculpas, ni reproches, que recordasen otros momentos, solo un adiós congelado como despedida. Aquella mañana, de primavera, enriscada en la plúmbica neblina del amanecer, en la vieja mochila fatigada, que hoy se...

Déjame ser, La sábana en tu noche La almohada de tus sueños El pañuelo en tus lágrimas El viento en tus mejillas Déjame ser, Los mares de tu océano La arena entre tus dedos El aire en tus pulmones La saliva de tu boca Déjame ser, La sonrisa de un niño El beso de tus hijos La...

Hoy solo tengo recuerdos, Recuerdos de tus ojos Llenos de expresividad. Recuerdos de tus labios Sabor melocotón, Recuerdos de tu cara Llena de miedo y emoción. Recuerdos de tus brazos Regordetes y suaves. Recuerdos de tu pecho Lleno de pecas luminosas, Que parecen estrellas Llenas de luz. Recuerdos de tu vientre Duro, nervioso, suave. Recuerdos de tu cintura Perfecta para bailar. Recuerdos...

Busco, en los tesoros de mi vida Busco, En mi corazón las caricias de tu mirada. Busco, En mis anhelos los besos furtivos De nuestros encuentros tan prohibidos. Sentado en la oscuridad de mi alcoba, miro al cielo Implorando al ser supremo me regale vivir nuevamente. Nuestro sueño eterno.   Escrito Enero 2009 Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/EVAB2z1RPu4...

Dónde vas alma mía. Alma mía. has andado errante y perdida ahora que has encontrado la senda del jardín de la esencia. Dónde vas alma mía, has comenzado a caminar por la senda que te llevara al edén de la esencia de tu sosiego. Dónde vas alma mía, en esa senda, por la que caminas en esa senda árboles frondosos encontraras en su orilla sus ramas no te dejaran ver la...

Tras más de cuatro décadas de caminar entre el bullicio de ciudades encantadas, orgullosas y desquiciadas, que aceleran la ansiedad y sacian los egos, regreso a la casa de esa villa donde el silencio es evocación del primer llanto que quedo gravado y encerrado en la celda de la memoria de las ausencias no olvidadas Abro el...

BUENOS DÍAS SEÑORA DE MIS SUEÑOS, EN ESTA NOCHE DE VERANO, ME HE DADO LICENCIA PARA VISITAR VUESTRA ALCOBA. ENCONTRÁNDOOS SOBRE VUESTRA CAMA DORMIDA Y DESNUDA ESTABAIS. A VUESTRO LADO YO ME POSTRE PARA OBSERVAR VUESTRO ROSTRO QUE UNA SONRISA EN EL PRENDIDA ESTA, CON LA YEMA DE MIS DEDOS VUESTRO CUERPO DESNUDO YO DIBUJE, DESDE LOS HOMBROS HASTA LA PUNTA DE...

No soy poeta, soy un velero varado en el lago de la vacilación donde la espesa niebla cubre su negrura y el destello de una rima pida locura. No soy poeta, soy marinero que navega en la tormenta de esta vida donde solo quedan las ausencias que el tiempo arrebato con su viento de...

EPÍLOGO   En el presente me senté, Bajo la bóveda de las estrellas, En la noche desnuda. Con la nada como compañía Sin presente, ni futuro, Sin amor, sin amigos. Mi mente se mudó, A ese extraño mundo Que es la memoria, Con su insólito poder. En la campa de su castillo Una legión de recuerdos Me observan, me...

Tuyo ha sido el tiempo de mi soledad, esa que se perdía en los versos de las noches, en que el búho miraba la luna con sus grandes ojos de amplia pupila, de mirada penetrante y enigmática que miran el interrogante de la vida, mientras mi espíritu vaga bajo el manto oscuro de las...

En el hangar del tiempo camina el olvido con los asombros esparcidos, pues las mariposas de antaño son gusanos enredados en su seda guardando los misterios de los enigmas, de pasiones, deseos e ilusiones que iluminaban el futuro. En los tizones apagados de su vibrante fuego, queda aquel mundo que antes traía memoria y ahora solo es olvido.   Pippo...

Esa sombra que se desliza entre tu ser y tu alma tejiendo espinas heladas en la procesión del entierro. Las ilusiones que nacieron en el ayer soñado se esfuman en la mentira de una verdad oculta. Aquella mirada, que detenía el tiempo en la montaña de la duda rodó por su ladea dejando un surco de amargura. Aquellas...

En un crepúsculo de invierno, cuando la cerrada noche preñaba blancos copos de nieve, un llanto desgarrado quebrantaba el tiempo del reloj y en la primavera, cuando las flores amanece ese llanto era balbuceo de palabras perforadas, que en los inviernos venideros atrapaban los instantes de momentos abrazados en el tiempo del gateo, entre sonrisas y babeo de quien...

“El aforismo es un género hermafrodita, mitad poema, mitad ensayo. Pequeño monstruo entre la belleza y la razón: Quimera”.   24 Escribo en tu mirada el lejano ayer que cabalga en la llanura de la memoria, queriendo ser nueva singladura de una vida. Mas lo viejo no puede ser nuevo, si acaso de él aprendes que lo nuevo...

Florecen los almendros en el invierno del valle de tu rostro. Reverdecen las moras a orillas de la cascada que nace en tus ojos, y las humedece. De tus tiernos  labios salen palabras esbozadas que son latidos del sentir, que aplacan el quemazón de mi ansia por mamar el sabor de tu cuerpo, que es deseo infantil por acariciar la...

He llegado a esa frontera de la vida en que a veces pienso en ella, la muerte, de manera distraída que se convierte en una reflexión inacabada en las horas del tiempo muerto, pues no encuentro la razón para pensar en ella de manera decidida. Pero a veces pienso en ella...

Pasan los años en el sortilegio de la vida navegando en el océano del tiempo, vistiendo un cuerpo desnudo mientras el impetuoso y seducido viento desnuda las nubes, acaricia el sol y se baña con la lluvia. En los dulces amaneceres sueñas con glorias, que en las se desangran las heridas obtenidas de los errores que...