Ya amanece un nuevo día Ya el crepúsculo del alba se dibuja en mi ventana. Ya la dama del cimbrón me sacude Ya el caballero de la triste figura se acerca ha mi alcoba reclamando ser mi amante en este nuevo día mas yo sus caricias rechazo aborrezco su presencia más de él no puedo...

Un día de sonrisas sinceras y abiertas, de llantos ausentes, un presente ilusionado  te regale… ese que en el destino del futuro un día me clavaste en el costado hiriéndome de muerte en vida. Ese día en tu poder de mujer confiaste, amparándote en mi cobardía y en mi silencio de culpable… o eso creía ya que ni era cobarde ni culpable, quizás un atolondrado… lo cierto es que era el amor...

La mente, ese paraninfo recurrente del discernir en una tarde de tristeza tortuosos caminos conspira mas las manos en su cátedra especula. En una tarde de tristeza recostada en tu sofá la incertidumbre cabalga mientras tu mano un cuerpo dibuja sintiendo su presencia en silencio. En una tarde de tristeza el grito se pierde en el llanto...

Estas manos que abro Estas manos que tiendo centinelas celosas de los secretos que palpo, que sigilosas se mueve en el infinito viento. Las dos son iguales, diferentes son, describen vehemencia moviéndose libres, una hacia la izquierda la otra hacia la derecha, sin saber lo que hace la una o la otra aunque las dos se complementan en la tenue tristeza...

De días grises de tardes azuladas de noches sin mañana llenas el tiempo de la vida, mas en todas ellas el reflejo de lo amado llevas gravado.   En esos días sin noche en qué lloras de pena por lo perdido, por lo olvidado, de alegría lloras por el ser amado a que llegue a lomos del blanco corcel...

Tus ojos son perlas cultivadas Tus ojos son filamento que ilumina Tus ojos son el resplandor de una ilusión Tus ojos son las niñas perdidas Tus ojos son cascadas de agua cristalina Tus ojos el crepúsculo del amanecer y del atardecer Tus ojos… Que guardan esa mirada tuya en las que las guirnaldas...

Poema a dúo con Junco y Gacela (Mariajose) SONROJAS Sonrojas sin más motivo, que el desnudo femenino El desnudo no sonroja, ilusiona descubrir su misterio aquel que alumbra, produce sensaciones enciende deseos, que la pasión quema curvas sinuosas, valles escondidos mientras descubres los rincones de ese delicado jardín geografía incierta al detalle cincelada dibujado...

A la sombra del olivo Larga y extendida Goza el gozo del Olvido extraño   Esperando el silencio que Xerografiaste en su recuerdo Tres silabas tenían con Rima y sinfonía que Ahora extraña Ñoñeces de un viejo, que en el Olvido languidece. https://youtu.be/_-sfoqUa0vs...

Ya la noche agoniza lentamente y el crepúsculo del alba sus sombras dibuja en la ventana. Una brizna de su luz se cuela entre las cortinas espiando el último suspiro de tu sueño, que turbado abres los ojos, es la primera mirada que no mira… y mira, es la mirada que se solaza en las...

Pura e inocente la vida nos dan desnudos llegamos al mundo y el mundo nos enseña a ocultar nuestra realidad tras las mascaras de nuestros propios yo-es. Las mascaras esas falsas capas, que bellas parecen a decir verdad, fingiendo ser otros. Tras ellas, misteriosas y serenas, se esconde secretos y deseos, miedos y temores, virtudes y defectos, y también los recuerdos de los misterios...

1 Sueños rotos Silencios apagados Dolores propios En el recuerdo del olvido   2 En la noche oscura Sentirás un soplo en rostro No es un sueño Son mis labios al besar tu boca   3 Sumérgete en mi cama Que tus manos esculpan mi cuerpo Que tus labios recorran mi piel Llévame en tu velero frenesí Navegando en ese océano de...

Viajo a bordo de la nave de mis sueños adentrándome sereno entre nubes y tormentas enfrentando sin miedo a imprevisibles situaciones procurando no chocar con los asteroides del dolor y del infortunio. A bordo de la nave de mis sueños, en los días despejados oteo la planicie de mi mar preferido, como las olas se mueve tranquilas, con que dulzura besan la...

Siempre quise escribir, garabateando cuartillas que terminaban en un rincón o en el fondo de una papelera, soñando con ser escritor mas miedo me daba el silencio y la soledad del escritor.   El tiempo ha pasado dibujando sueños en compañía de lecturas, todas ellas variopintas, y distintas, en el silencio de la soledad soñando ser ese escritor, mas el miedo, esa...

La noche oscura con su negro manto cubre la ciudad, se muestra misteriosa con su peculiar embrujo. En la noche oscura el aroma y la fragancia de mis recuerdos, me trasladan al botánico de las ilusiones invitándome a entrar sin condiciones. En la noche oscura desperté agitado pensando que estaba en un sueño, sumergido en un mar de silencio. En la noche oscura paseando me...

Amigos míos: Esta mañana, y después de meditarlo, he decidido vestirme con seriedad, para salir al ruedo del asfalto. Siento interés, y la necesidad también, en ver, esa variedad tan enorme que existe entre la gente que me cruzo y convive en esta sociedad nuestra, empezando por...

Un día la máscara arrancare, y el rostro al sol, al mar, a la lluvia y al viento, dejare sordo, ciego y mudo ante la realidad del espejo y las miradas del amor.   Un día la máscara arrancare, y mis yo-es en el teatro del día a día se presentaran desnudos y sinceros con sus miedos y temores con sus responsabilidades, que...

Silencios plegados de gemidos y desvelos Aroma  de vino y sangre guardan es sus pliegues Buscadoras intrépidas de aromas y delicias Ambas cubren los gozos de la vida, que Nuevas promesas escuchan en la noche de delirios y pasiones Antes de que llegue el caballero del sueño Sus gastadas pieles esperan...

Con veinte años, un bisoño jovenzuelo, tuve que irme el destino me reclamo, y a mi madre deje postrada en la cama mirando por la ventana sollozando un adiós.   Ahora el tiempo pasó el diario de mi destino escribí, y hoy recuerdo aquel día de mi partida como si fuera ayer, aunque mi madre no está postrada en la...

En este día de la madre que el interés ha señalado sin percatarse de que los días la madre tiene en el regazo, pues es mujer y madre. Ella que es madre desde el mismo día que una vida engendro, que una vida dio, que nueve meses en su vientre llevo.   Ella es consciente que cuando se...

Dice el cantar que una mujer pario Igual es niño, o niña, que lo mismo da Amamantar a los dos ha de dar.   Del dolor y del llanto de un instante Ella encuentra la más pura felicidad.   Lagrimas sellan el último suspiro de dolor Ante el cuerpecito arrugado y viscoso de...

La palabra camina en el horizonte sobreviviendo serena al viento huracanado, al mar embravecido, al tiempo descafeinado, pues ella su voz siempre deja oír.   La palabra es correo, es cartero de amores y desamores, de razones y sin razones, de odios y venganzas, de gritos y mesura, de risas y llantos, de una vida de colores.   La palabra ese sonido articulado que letras...

Primitivo es su origen, que A la deriva de un prefijo o sufijo, te lleva La compuesta forma de una combinación Ante sus silabas, que pueden ser monosílabos o polisílabos Bailando entre las partes de una oración Refiriéndose a promesas o compromisos Agudos, graves y esdrújulas, según su posición. Sonido elocuente y...

Quiero dormir a tu lado desnudos los dos, nuestros cuerpos pegados nuestras manos dibujando figuras surrealistas que nacen del puro instinto, nuestros sexos acoplados como engranaje de un solo ser, saboreando la miel de tus labios. Quiero dormir abrazado sintiendo nuestra respiración susurrando suspiros de amor sin palabras que nos distraigan sin miradas de reproche, ni de preocupación, tensos y...

Llorar sin consuelo Llorar al instante Llorar a destiempo Llorar de pena Llorar de dolor Llorar sin motivo Llorar sin compasión Llorar de lamento… A menudo lloras por el bien llorar o quieres llorar y lagrimas te quedan mientras tu corazón por dentro se rompe llorando en silencio. En un mar de lágrimas te despiertas, y te sumerges nadando...

Te fuiste hace tiempo, en aquella noche en que tu nieto contaba estrellas, mirándolo alucinada acariciando su rostro con la música de su nana, llevándote mis recuerdos. Hoy tu nieto, en la noche, desconcha estrellas para su hijo y yo en mis noches deshilacho historias de los arcano de los sueños, de un mundo macilento donde hay puertas pero no llaves, donde hay...

Muy engalanado te presentas, pues Eres el jardín coloreado, que en Sus días esplendorosos traes en tu regazo   Despuntando arrebato En los tallos de los arboles, y en la   Mente del poeta inspiración, llenando de Aroma sus versos apagados Ya está aquí el mes del atrevimiento, que Olas trae la tarde radiante con...

Oscuro poeta el rostro de una ninfa no te deja dormir, bailas con ella y con ella tejes versos del destino de los mortales. Te obsesiona. Oscuro poeta yo te digo que tu obsesión es un sin vivir, ya que los mortales sus propios sonetos del destino componen. Oscuro poeta la vida se agita, la ciudad ruge y el cielo se rasga con...

Sueño del subconsciente creando Una alianza entre pintura y danza Reproduciendo un escenario que real no parece, mas una Realidad es que la supera, siendo un Espíritu nuevo que te hace sentir libre Ajeno a la razón, siendo el Libre ejercicio del pensamiento que nace en la Inconsciencia del intelecto Siendo la comunicación...

Eran las ocho de la tarde y la oscuridad de la noche de otoño ya se había instalado en las sombras de la ciudad. Ricardo estaba tumbado en su cama desordenada mirando el desconchado techo de su habitación, con la televisión encendida, no presta atención...

Grita la calle indignación gritos de dolor sentimientos son de desazón, de abandono y presunción de la razón, pues la sin razón no grita solo se aplica queriendo tener razón. Grita la calle indignación a unos políticos que viven recogidos en su absurda decisión de no escuchar la desazón de la calle que grita su dolor. https://youtu.be/SACeGmvxE1A...

Quisiera ser gaviota para volar sobre tus sueños. Quisiera ser paloma para llevarme tus besos. Quisiera ser agua cristalina para lavar tu rostro. Quisiera ser la sabana de tu cama que en las noches tu desnudo cuerpo cubre. Quisiera ser velero para surcar los pliegues de tu piel. Quisiera ser el susurro de tu silencio y...

Eres ese alocado viento que un día encontré en el andén de una estación, que sobre mi se abalanzó y con sus brazos mi cintura rodeo. Eres ese viento que a la vida da sentido, que en la aurora te despierta, y en el crepúsculo de la tarde te refresca. Eses ese viento que alegrías levanta, que lagrimas arranca, que acaricia...

Monedero que guarda momentos del pasado Emociones escondidas en los recuerdos Más a ella recurres buscando un sentimiento Oráculo de instantes vividos Resurgiendo en el silencio de la soledad Imaginando él porque Admitiendo el tal vez. https://youtu.be/5tnRMZyaWPE...

  Walt Whitman (West Hills, condado de Suffolk, Nueva York, 31 de mayo de 1819 – Camden, Nueva Jersey, 26 de marzo de 1892). Whitman está entre los más influyentes escritores estadounidenses y ha sido llamado el padre del verso libre. Su trabajo fue muy controvertido en su tiempo, en particular por su libro Hojas de hierba, descrito como obsceno...

Ese amigo invisible, esa sombra que te sigue, que siempre esta, aunque parezca que falte.   Ese amigo invisible que timonel es de tu destino, que marca tu rutina compartiendo momentos de emoción y también de espera.   Ese amigo invisible que te desespera con su costumbre de ser puntual y puntilloso, que de todo da constancia en aras de la...

Ruge la ciudad en el incierto caos del crepúsculo del atardecer dejando atrás sueños incumplidos, preocupaciones inciertas, miserias certeras, de unas vidas apresadas en el insomnio de los pesares, adentrándose en la noche de los sueños con la esperanza de que, en el crepúsculo de la aurora, reaparezcan nuevas ilusiones. Ruge la ciudad de dolores propios y ajenos entre las líneas...

  Habla la falsedad de alegría Ignorando la verdad Pamema hacen creer Opción de comedia es Cuento de una realidad oculta es Rozando el fariseísmo Enjuagando la verdad con la mentira Saciando su ego Infame comedia es que Anhela reconocimiento. https://youtu.be/_sI_Ps7JSEk...

Es la noche esa amiga qué bien nos conoce, aunque no es de fiar, pues ella se esconde en la oscuridad. Es la noche la señora que mejor ama, la que sutil besa, y también la ramera que mejor miente. Es la noche la que al oído te dice sin rubor lo que quieres escuchar en el instante preciso con el justo...