En el despertar del amanecer, luce tu semblante ante mi mirada, cual ventana abierta al mar Mediterráneo, ese que nos saluda en las mañanas de nuestro despertar.   Ardiente es la mirada de tus ojos azules, tu sonrisa un blanco velero es sobre las azuladas aguas del mar, donde se reflejan las sensaciones vividas que se perfilan en tu suave piel melocotón.   En el despertar del...

El viento susurra tu nombre, pequeña Valentina. El rey sol ilumina tu rostro Goyesco, pequeña Valentina. En el blanco lienzo del tiempo tus sueños bocetan el futuro en la dulce sonrisa de tu rostro, pequeña Valentina....

En la soledad de la oscura noche solo quedan sueños, no quedan letras que teclear, ni fuerza en los dedos, ni colillas que quemar, solo quedan sueños. Sueños de caminos que en sus líneas llevan escrito tus pasos. Caminos que son para no volver. Caminos que llegan a ninguna parte. Caminos que son para hacer a pie. Solo quedan caminos de sueños, que al amanecer se...

Soy un rostro turbado tras una fría mascara esperando tu tórrida sonrisa. Soy esa mascara que esconde sus emociones, batiéndose entre tus sentimientos y los míos. Soy la mascara de un sueño esperando el parpadeo de tu amanecer, esperando mudas palabras, las tuyas, esas palabras que sean suficientes para reconstruir el palacio de mis sueños. Pero sin ti No soy nada. Soy una flor que transita en un rio sin...

Al amanecer los sueños inacabados de la oscura soledad se quedan prendidos en las luciérnagas de la noche.   Al amanecer se difumina la realidad del sueño de tu destino.   Al amanecer tu mirada es el sol que ilumina mi vida, y tu sonrisa la razón de los sueños inacabados de la oscura soledad....

En mi mente atesoro recuerdos henchidos de palabras pronunciadas, y guardadas.   En mi mente atesoro recuerdos, en mi día a día poco tiempo para enumerarlos, y en mi caja torácica poco aire, pero el suficiente para que las mariposas de mis sueños batan sus pigmentadas alas en el arrabal de tu rostro.   En mi mente guardo los versos de tus labios, guardo, tu centelleante mirada, la...

La grisácea neblina del amanecer, que en la penumbra de la noche se ha deslizado por las laderas del Vendrell, se va elevando sobre las tranquilas olas del Mediterráneo, mientras los sueños de la oscura noche se disipan en el olvido de la memoria, dejando el amargo recuerdo de un sueño inacabado. Los sueños, sueños son de una realidad imaginada....

Ya está aquí el otoño, los arboles mudan sus ropajes, mientras las flores acomodan sus cunas ante el inminente invierno. Ya está aquí el otoño, ya las mariposas no revolotean. Ya está aquí el otoño, la antesala del invierno....

Las olas de la mar están danzando la danza del sí – no mientras un coro de espuma se acurruca a mis pies. Las olas de la mar están danzando, llevándose en los pliegues de su danza emociones, sentimientos, mientras contemplo sus cuerpos mojados fluir la blanca espuma de su oleaje....

Va bajando el atardecer, lentamente ladera abajo, de la montaña, dibujando las sombras con los claro oscuros de los meandros de su cordillera, mientras en el palmeral, a sus pies, entona el adagio del anochecer. Que es cuando las sombras de los recuerdos toman vida, revoloteando en la ladera de tu memoria.    ...

Mirar mirando. Mirar sin ver. En la sala de tus sueños, para que, en los míos, poder seguir amándote en el silencio de la oscura noche. En la penumbra de mi sueño mientras acaricio tu suave piel Camelia....

El silencio de tu mirada transita por el claustro de mis pasos perdidos, en busca de sentimientos, para plantarlos en el jardín mozárabe de tu corazón. Para que florezcan con la lluvia de tus lagrimas. En el silencio de tu mirada....

Palabras entrecortas Palabras deslavazadas Palabras dichas Palabras calladas Palabras aulladas Palabras mudas Palabras escritas en el silencio de la soledad que en la sobra de sus letras se esconden sentimientos encontrados en las callejuelas de tu memoria, perdidas en la senda de tu alma. Palabras escritas En tu mirada....

  Las onduladas líneas quebradas de tu desértico ribazo forman el rostro pétreo de tu pasado tostado por los rayos del rey sol, bajando por su intrincada ladera, para depositar el sudor salitrito de su rostro a tus pies, transformándose en finos granos de arena, arrullados por las de su mar Mediterráneo. Alicante, donde sus onduladas líneas quebradas son curvas de mujer enamorada....

Amar, amándote. Querer Queriéndote. No son solo palabras que el viento de levante lleva en sus logarítmicas elipses, son sentimientos, que como palomas blancas llevan prendidas en su pico, para posarlas cual alfombra roja por donde tus desnudos pies transitan, y asi besar dulcemente su planta. Amar, Amándote, en el cálido atardecer de Alicante....

Todo lo que quisiera de ti son esas pequeñas cosas cotidianas que me enamoraron. El olor de tu piel, el amartelado tacto de tu cuerpo junto al mío, los besos de tus labios al amanecer, y el anochecer, el silencio de tu sonrisa, relejarme en tu mirada al despertar, saber lo que estas pensando, abrazarte cuando la...

¡Oh! Soledad, mi soledad. Ese desierto de arena fina y tostada, de diminutos cantos blancos y brillantes, que en los amaneceres forman dunas onduladas, y en los atardeceres planicies de líneas simétricas en constante movimiento.   ¡Oh! Soledad mi soledad, tu soledad, que como las olas de la mar van y vienen dejando la espuma blanca de sus olas a tus pies descalzos.   ¡Oh! Soledad mi soledad, qué tristeza, qué...

Por la mar tranquila, la mar serena, cabalgo a lomos de sus olas, camino de la serena calma, en el caminar de su fina arena hayo la paz de una isla misteriosa. En el arrullar de las olas de su mar, me dejo llevar, sin pensar lo que me encontrare, lo que las sirenas de ese mar me dejaran....

Desciende la neblina blanquecina, como manto de seda por la oscura ladera hasta fundirse con el azul transparente de las olas del mar. Se besan a su encuentro con lastimosa suavidad, como dos enamorados primerizos encontrados al amanecer. La mar sonríe nerviosa con una blanca y transparente sonrisa mientras retrocede nerviosa. Ella, la neblina, asciende avergonzada la oscura ladera dejándonos ver lo que esconde bajo su manto...

Gotas de agua ante mí van cayendo mientras camino con  adagio de Albinoni por las adoquinadas callejuelas de mi ciudad imaginaria.   Gotas de agua recorren mi cuerpo encogido y cabizbajo.   Gotas de agua que al decantarse con estrépito sobre los adoquines de mi ciudad imaginaria, reflejan los rostros perdidos y hallados en la soledad de los recuerdos.   Gotas de agua golpes de lluvia recorren mi cuerpo, rastreando mi...

Tú sonrisa es tu blasón tú sonrisa es tu abrazo, tú beso, tú palabra, que todo lo dice, porque se siente y no se dice.   Cuando se ama, no son necesarias las palabras, no son necesarias las escusas, ni las gracias, ni el perdón, no hay que demostrar nada. Porque tu sonrisa es ese abrazo fuerte que se precisa cuando necesitas...

Recorro con mis dedos, las estrechas sendas de tu epidermis esculpiendo tu rostro de viento en los recovecos de tu piel.   Observo embelesado las mariposas de tu cuerpo con la avidez del sueño de un poeta.   Dejo parte de mi vida en tu mirada cristalina, mientras cincelo la escultura de tu cuerpo.   Abrimos y cerramos juntos el libro...

Noche oscura oscura noche. A tu lado, en la noche oscura, acuden tus fantasmas en su mochila llevan desesperación, ansiedad, temores, miedos, tristeza, y la cara oculta de lo oscuro.   En la oscura noche írguete serena, templada, tranquila, segura, prepárate para dar la batalla a tus fantasmas en la noche oscura, mírate en sus ojos en ellos ayearas la espada de la realidad con la que vencerás la noche oscura....

¡Oh silencio! Mi silencio, que extraño eres a veces, silencio cuando no permites que el viento te invada con el arrullar de sus ondas para depositar el polen de las palabras en las celdas oscuras de mi silencio, para convertirse en el dulce alimento del sonsonete de mi silencio. ¡O silencio!...

No te entregues a tus miedos, déjalos que vaguen en el parque de atracciones de tu mente, como fotogramas de una película vista en tu juventud, como recuerdos coloreados de tu pasado.   No te entregues a tus miedos porque ellos solo pretenden que no hables con tu corazón.   No te entregues a tus miedos escucha tu corazón, el te habla de sentimientos, no de miedo ni resquemor   No te...

Noche triste Noche alegre Noche oscura. Oscura noche en la que, el fulgor de tus ojos azules ilumina el sendero de nuestras vidas. Con las manos entretejidas, caminamos bajo las luces incandescentes por las calles adoquinadas de nuestra ciudad, escuchando los susurros de su historia.   Noche triste Noche alegre Noche oscura. Oscura noche, que en los adoquines de tus calles, rubricas nuestra historia para relatársela, entre susurros a andarines de la oscura noche...

Quiero morir amando y amar muriendo, no quiero morir de amor, ni de amor muriendo. Quiero romper el silencio, con tus susurros, con tus besos, y no quiero romper tus besos, con el silencio.   Quiero morir amando y amar muriendo, pero, necesito entender él porque del tiempo, de nuestro tiempo… debe ser porque en cada sueño que tengo contigo me suelo encontrar atravesando diferentes destinos siendo...

PENSAMIENTO ACTUAL 1º “LA VIDA ES EL ARTE DEL ENCUENTRO CON LO NUEVO DE UNO MISMO”  Esta frase que leí hace mucho tiempo en un libro de pensamiento Budista, o que por lo menos trataba sobre la filosofía de la vida según los orientales y budistas,...

Arde un fuego en el cuenco de mis manos. A veces no sé qué quiero ni adónde voy. Me llevan las vivencias al capricho del vaivén de la fortuna. Mis manos vierten un caudal de agua entre tus pechos, y no sé quién eres qué quieres ni adónde me llevas. Los días se suceden como suspiros azarosos, las manos exploran el viento escondido en...

Un día, mis dedos rozaron tus manos. Despertando mí… ¡Sentir! Entonces. Aprecie que tu mano. es mi caricia. Aprecie que tu sueño es mi sueño. Aprecie que tu mirada es mi descanso. Aprecie que tu nombre es mi canción. Aprecie que tu boca es mi refugio. Aprecie que tú esencia es mi regalo. En aquel momento sentí que existes, sentí  que existo, sentí que...

Por la mañana, soñare con ella Por la tarde, soñare con ella Por la noche, soñare con ella Al acostarme, soñare con ella Al despertarme… Solo quedan los sueños, De ella. No quedan letras que teclear, No quedan fuerzas en las manos, No quedan colillas que quemar, Solo quedan sueños. Sueños de caminos Que llevan escritos sus...

Deseo con devoción Que algún día Pueda ver gravado Sobre la piel Del árbol de mi vida La imagen de tu recuerdo. Tu imagen de esa tarde En la plaza principal De Viana Do Castelo, Viva imagen de lo eterno Entre las tímidas sonrisas De tus labios afrutados. En ese instante En que el azul De tus ojos Se impone Al...

En el grisáceo oscurecer De esta noche de agosto, La sombra del presentimiento Cabalga, A trote ligero Hacia nosotros.   Respiras sin esfuerzo, Las limpias notas De tu pentagrama En el soneto Del tiempo, Las variaciones Del arte de la fuga, Por la senda Del no regreso.   En el grisáceo oscurecer De esta noche de agosto, No hay luz, No hay ruido, Hay otra luz, La...

Una copa de vino, entre mis dedos. Dedos que señalan los segundos de mi vida. Una copa de vino, que pone color a tu segundo de vida, llena de aromas. Que despiertan tu sentido del placer, llena de sabor, tu segundo de ardor. Una copa de vino, que despierta tus sentidos, en un segundo de tu vida. Que son el placer de los...

Cuando llegue ese día el mundo sucumbirá a la nueva alegría del recién nacido. Mientras dibujo en el aire puentes que algún día ríos caudalosos cruzaran ciudades radicales con jardines colgantes donde habitaran ciudadanos caminantes con la fuerza de un guerrero cruzado cansados de la lucha se postraran ante tus ojos para gritar al cielo que lo que habita en mi pecho es deseo certero, siempre...

A tientas, busco  tu cuerpo a tientas.   A tientas toco, rozo, acaricio, tu cuerpo a tientas.   A tientas disfruto de tu cuerpo, el mas intimo de los placeres a tientas.   Disfrute total, total entrega, de besos, de caricias, de sonrisas, de lagrimas, lenguas de sensualidad, deseo a tientas.   A tientas toco, rozo, acaricio, tu cuerpo a tientas.   A tientas te busco, indagando en mis sentimientos con tus labios en mis labios, sintiendo nuestros cuerpos, tus caderas, tus senos, mis pensamientos, a tientas.   A tientas en...

Palabra compuesta, de siete letras. Una de dos. La otra, de cinco.   Números. Simplemente números. Eso es lo de menos.   El más. Es único.   Preguntas. Respuestas.   Preguntas por, La verdad, La mentira.   Contesto, La verdad   La verdad es.   “ Te quiero ” “ Querote ” “ Love you ” “ Ti amo ”...

Te veo, me ves. Callo, escucho. Te escucho. Tu voz, me alimenta. Tus miradas, me atormentan. Tú, eres tú. Siempre tú. Implacable, no caes. Te mantienes. No, negación. Nunca. El desconcierto, cobra forma en mi. Yo. Me vuelvo loco, intentando comprender. ¿Qué ocurre? ¿Qué pasa? No, otra negación. Eso no La verdad, quiere escapar, ser libre. La verdad....

Dos estrellas bailan en el cielo. Tu estrella y la mía hacen el amor cada día por eso no te extraño, cada día. Veo en la noche tu bello rostro pintado en la luna, para colarse, por la ventana de mi habitación, para entregarme el descanso y la paz después del cansancio del día a día. De días en este desierto donde no...

La noche, se muestra misteriosa Llena de su peculiar embrujo. Sonríe, pues es La noche misteriosa Del embrujo. En ella tú te hayas Esperando un no sé que Que embruje tu noche Para que sea Esa noche misteriosa Qué esperas en tu día a día Aunque solamente sea Una noche misteriosa...

Una brisa de aire  castellano, recorre la planicie castellana acariciando los campos de trigo llenando de su aroma el ambiente de la habitación. La luna llena se mecía en la noche castellana de aquel mes de agosto. Una fiebre de pasión les inundaba el alma. Sus cuerpos desnudos yacían inmóviles sobre la cama, ansiando el momento esperado. Comenzaron a...

Un campo de margaritas salvajes Un  maizal Un tren circulando por la llanura Un horizonte de girasoles Un problema cotidiano Un problema con tus hijos Un enfado de enamorado Un enfado con tu socio Un portazo al salir Un cabreo al conducir Un sentimiento expresado Un sentimiento pensado Un pensamiento sentido Un te quiero dicho Un te quiero recibido Un...

  Simplemente necesito decirle a mi madre lo que nuca he sido capaz de decirle cuando ella estaba mi lado. Mama. Quiero decirte lo importante que has sido para mí con estas palabras robadas en el jardín de los sentimientos, convirtiéndome en el ladrón de las letras que...