En la penumbra de la noche dos hombres, dos mujeres una mujer y un hombre, como Lores de la libertad, su silueta desnuda exhiben en el ángelus del anochecer cara a cara, frente a frente. Con sus manos dibujan sus sombras mientras la impaciencia, desbocada, suspira. En su mente poemas de amor se escriben sin renglones ni palabras. En la penumbra...

El hombre y la mujer son seres imperfectos, que se complementan, y en la imperfección esta la perfección. El hombre y la mujer los dos son iguales, que se van de la mano, y en esa igualdad está la diferencia. El hombre actúa, sonríe y piensa La mujer piensa, sonríe y actúa. El hombre sufre...

¡Por fin!. Tras tres  semanas  agotadoras  y  estresantes  de trabajo  en  el  estudio,  había podido  escaparme  de  la  agobiante  urbe  de  Madrid  para  descansar  en el viejo pazo familiar, una antigua construcción del siglo XV que siempre había pertenecido a mi familia y  que yo...

En la noche del veinte de junio, una noche oscura y serena las estrellas el cielo iluminaban y la luna desnuda se bañaba apacible en la fuente de las Burgas donde el agua sollozaba. Solo la fuente escuchaba cuando el llanto de un ruiseñor la oscuridad quebraba, la luna se sorprendía cubriendo sus intimidades y las estrellas se...

Yo era en mis sueños un poeta viajero de tosco sendero y tú, lector abierto que peregrinas por las sendas de las letras buscando sensaciones en las estrofas sueltas pareados, copla y serventesio en las líneas de un poema. En el arcén te detuviste para leer la rebelión de los versos libres de este poeta viajero, en ellos encontraste la...

En uno de los mares del Atlántico, el Mediterráneo, que tres penínsulas baña de aguas tranquilas y transparentes envenenadas de la dejadez de una sociedad pudiente, donde se baña la luna y se lava el sol, un barco lo surca a la deriva esperando la decisión de la apatía, cargado de desdicha rumbo al puerto de...

El amor es un desierto de blanca arena que el viento nueve moldeando medias luna, es una gota de agua entre dos ansiosos por una chorreante mirada. El amor es una guerra ganada o perdida por un ejército de dos donde las palabras son espadas. El amor es un océano en calma un mar...

No quiero regresar alma mía a los lugares que la ilusión labro y el llanto rego y que el corazón recogió. No quiero regresar a la arena de la playa donde la pasión desato donde el amor se consumo bajo la pálida mirada de la luna. No quiero regresar para tener que recordar los momentos de felicidad porque...

Ayer era un instante sincero ilusión de sueños. Hoy soy un lejano recuerdo que erguido ha dejado el deseo. Mañana solo seré olvido de un sueño roto de un deseo erguido. Solo seré ese instante de soledad en la arena de la playa de la evocación de un sueño que las olas del mar esperan. https://youtu.be/E7tqMg1Q3CY...

Llega el viento del mar con su acostumbrado ímpetu con sus trompetas y saxofones con sus clarinetes y fiscornos con sus trombones y barítonos con sus fagos y oboes con sus trombones de varas con sus flautas traveseras y de pico componiendo su sinfonía de viento, que el silencio de la noche perturba. No es...

Un puente de hierro “Ponte Ferrato” su nombre le dio a esta villa que hoy es ciudad donde dos ríos “Sil y Boeza” confluyen siendo cuna de un valle misterioso y señorial que la historia ha hecho templaría pues en ella la orden de los templarios su castillo exhibe con orgullo...

El poeta es un maestro del silencio, de la soledad sin tiempo, del sentimiento sin ira. y en la sabana de la esperanza plasma con paciencia sus poemas con palabras sin letras que cuentan sentir escribiendo lo que siente. Te mostrara tristeza la apatía y la desgana de este mundo de prisas, no para que en ellas te...

Tus ojos brillan… en las noches y días de mi nublada vida Tus ojos me miran… y sueño con tu mirada Tus ojos sonríen… y mi cuerpo se estremece Tus ojos me llaman… y raudo respondo a la llamada Tus ojos me hablan… y escucho la sinfonía de sus...

“Hay momentos en nuestra vida que no consigues olvidar, como mucho los aparcas queriendo olvidar, pero un día aparecen de repente, como fantasmas en nuestra mente. Es esa memoria que vienen a perseguirte.”   Qué fácil es olvidar mas los recuerdos son castigo que cubres con el manto del...

Esa ciudad de la nada y del todo de la soledad eterna del silencio abandonado dibujada entre murallas blancas donde las cruces son diócesis, los edificios nichos y las calles son sendas de guijarros y arena con sus nudos y rotondas que señalan tu destino. Esa ciudad que los piadosos llaman, con respeto y devoción, supongo que...

Corral de ajadas ilusiones y sueños muertos Entre muros blancos que en la Memoria de otros quedan anclados Esperando que los suyos no sean rotos Noches perdidas de destinos truncados en el Tiempo inesperado de un sueño eterno Empeñado en el silencio del recuerdo Resonando en el océano de la soledad Imperturbable la...

Yace en el recuerdo del olvido aquel ayer que paso aquellos momentos eternos de llantos y alegrías, de aquellos sueños que nacieron de la ilusión y en el instante de la desazón se murieron. El recuerdo del olvido en el olvido se quedo, porque el pasado es el mañana eterno del ayer en la inmortalidad de la...

  I Dos nobles caballeros se enfrentan, jugadores de la inteligencia son, con los colores de su noble causa blanco uno, negro el otro, blanco y negro, negro y blanco ondeando al viento en la batalla del silencio. Un tablero cuadrado de ocho partes por lado es su campo de batalla. Larga es la batalla que dura hasta...

En un tiempo del pasado, no sabría decir si mejor o peor que el del presente, un deseo cumplimos sin querernos nos amamos con pasión, y en ese tiempo fantaseamos con el mañana que nunca llego. los dos nos mentíamos dejándonos llevar por la ilusión del tiempo… ¡que dulce mentira aquella! que en la memoria del olvido...

Hace tiempo que en el valle del deseo, ese valle de sonrisa callada y silencio permanente, donde en la noche la luna desnuda se pasea bajo la luz de la estrellas, y por el día el sol dormita tumbado en su verde pradera.   En ese valle un árbol broto de nombre Inquietud, durante años lleno de...

Esa parte del día en que sus posos deposita y la luz se marchita, espera, a la enlutada doncella, la noche, donde la luna acecha para escuchar sus pesares. El atardecer del sol se despide triste y dolido con un quizás hasta mañana que nunca llega llevando su desdicha a la enlutada doncella, la noche, que ya...

Criaturas difusas de la imaginación que con su voz musical, atractiva e hipnótica te embruja que a dioses arrastran y a hombres condenan a perder la razón. Con la Flauta, la Lira y su voz cuenta la leyenda que a Ulises una noche quisieron encantar mas él con argucias las rechazo. Deidades ctónicas de otra vida que compiten...

Me extravío en días, con palabras alborotadas, silencios del paisaje, solemne, de los pasos perdidos. Asomado a tu cuerpo recojo señales sinuosas de días grises venideros de tristezas olvidadas. Pulso las imágenes del recuerdo derrumbando ilusiones, deseos en amortajadas vísceras que roen las horas del día. El tósigo de las dudas fuera de sitio, corriendo alocadamente entre del bullicio...

Soñar  y  no  despertar Despertar  y  no  soñar. Levantarse Descubrir tu mensaje sobre la nevera. Beber café amargo Desayunar solo.   Vivir, soñando, vivir… Soñando… Para tener tu imagen Para guardar tú taza Para mirar tú retrato Para notar tu aroma Para seguirte con la mirada Para acariciar tu piel Para humedecer tu rostro con mis labios Al besar tu rostro...

La dicha tengo de alimentarme con la mirada de mi musa Algún día mis poemas recordaran nuestros nombres   Más cuando ocurra acógelos en tu pecho, pues son el sentir de la inspiración Un suspiro de nostalgia puede que arranquen de tu corazón Son silencios de amor por lo amado...

Señora y doncella del engaño Inocente encanto de la imaginación Retratadas en los bestiarios medievales Empeñadas en el hechizo de sus deidades Nadando desnudas en el mar invitando con su voz A la tentación, la lujuria y el deseo, privándote de la razón. https://youtu.be/sbm95PuVL9Q...

    Mudas palabras, que gritos son, del sentir de una vida que solo pretenden ser recuerdos en el alma de otros, que como agua cristalina que corre por los meandros de un río seco hacia el oasis del destino del olvido. Mis versos con brío golpean las vidrieras góticas de la galería de sentimientos, como lluvia torrencial...

Esas sensaciones que desbordan cantos y anhelos, que subyugan almas inquietas, corazones que aman, escuchando el silbido de las palabras que se deslizan en el viento dejándonos sentimientos. ¡Sí, las palabras! pues ellas entienden de libertad porque son libres atadas no están, cantan y cuentan secretos sin anunciar, y a veces mudas permanecen. Las palabras suben y bajan, ensucian y...

La tristeza es ahora quien recala en mi alma cansada, de ella sale a borbotones la melancolía, la aflicción, el desencanto.   El murmullo acumula tanto quebranto que los sentimientos deambulan perdidos en el valle del olvido.   El pesar corre bajo mis pies imponiendo entre sus raíces un confín de vocablos en duelo, que réquiem son de...

Hay momentos en la vida que una mística voz tierna y alada reclama tu atención y que a tu corazón atribula. De ella huimos al escuchar su nombre pues Soledad se llama y siempre acompañada va de su caballero el Silencio. Su voz es un misterio sinfín que a tu curiosidad atrapa invitándola a un festín en su...

Silencios que vienen y van Obsesiones de un sueño, pues ella es Linda cuando quiere y fea cuándo debe Enemiga de la mayoría y deseada por todos también Dejamos que en sus brazos nos tome Acariciando el corazón con melodías Disfrazando la vida de colores. https://youtu.be/QpcWWb1VC6M...

De negro se visten Intentando pasar deprisa Apretando los dientes Se muere de ganas viviendo de prisa.   Insolente es la pluma del poeta Midiendo caprichosa la rima del verso Pues al par quiere llegar ya Ante la desdicha del impar Rompiendo las olas del mar Escondiendo la mano que mece un Sueño sin terminar.   Y en...

Palabras lanzan los teléfonos, gritos la televisión, las calles alborotadas, reflejos los cristales de sombras cabreadas la ciudad ruge su dolor que la noche amortigua y en el día grito son. La mujer no llora, ni se esconde, exige que se le oiga pues igual quiere ser. El hombre escucha y se lamenta, y con desdén se...

Cae la noche oscura y el poeta sentado esta al borde de la luna, el mundo contempla despistando a la razón mientras su corazón late esperando la inspiración, pues ella su enamorada es, por eso el poeta vive en sueños y desvelado. El poeta en la vida se mete para escribir lo que siente sea bello o amargo, alegre...

Triste te sientes esta tarde de primavera de llantos sin nombre, que evocan momentos que de aflicción te llenan. La mente vaga silenciosa en el pentagrama de tus pensamientos llevándote al campo santo de los recuerdos de olvido… esos que abatidos en la batalla del instante se inclinan de vergüenza. Triste te sientes esta tarde sin poesía donde el sueño de...

Ya amanece un nuevo día Ya el crepúsculo del alba se dibuja en mi ventana. Ya la dama del cimbrón me sacude Ya el caballero de la triste figura se acerca ha mi alcoba reclamando ser mi amante en este nuevo día mas yo sus caricias rechazo aborrezco su presencia más de él no puedo...

Un día de sonrisas sinceras y abiertas, de llantos ausentes, un presente ilusionado  te regale… ese que en el destino del futuro un día me clavaste en el costado hiriéndome de muerte en vida. Ese día en tu poder de mujer confiaste, amparándote en mi cobardía y en mi silencio de culpable… o eso creía ya que ni era cobarde ni culpable, quizás un atolondrado… lo cierto es que era el amor...

La mente, ese paraninfo recurrente del discernir en una tarde de tristeza tortuosos caminos conspira mas las manos en su cátedra especula. En una tarde de tristeza recostada en tu sofá la incertidumbre cabalga mientras tu mano un cuerpo dibuja sintiendo su presencia en silencio. En una tarde de tristeza el grito se pierde en el llanto...

Estas manos que abro Estas manos que tiendo centinelas celosas de los secretos que palpo, que sigilosas se mueve en el infinito viento. Las dos son iguales, diferentes son, describen vehemencia moviéndose libres, una hacia la izquierda la otra hacia la derecha, sin saber lo que hace la una o la otra aunque las dos se complementan en la tenue tristeza...

De días grises de tardes azuladas de noches sin mañana llenas el tiempo de la vida, mas en todas ellas el reflejo de lo amado llevas gravado.   En esos días sin noche en qué lloras de pena por lo perdido, por lo olvidado, de alegría lloras por el ser amado a que llegue a lomos del blanco corcel...