Tu negra sombra que noche y día me acompañas en la senda del destino sorda, muda y silenciosa, perenne insomnio en el jardín de la vida, donde estas que no te veo, pero te presiento. Hoy no te quiero pero puede… en el mañana precise. Quiero ver tus ojos, tu acallado grito quiero escuchar, en el silencio, quiero estar listo, para ver a...

“Para volverse a enamorar uno, ha de tener en cuenta dos cosas. Una. Poner en orden tus recuerdos… para… Dos. Estar convencido de que tu pasado… no es más que eso pasado. Amar al otro es renunciar a poseer-lo, incluso muerto; renunciar a que vuelva, descubrir que sigue...

Saborear el silencio sin obligaciones Amante de la tranquilidad Bebedor de recuerdos y sueños Acabados en el amanecer del lunes Donde la rutina vuelve a comenzar Ocaso del caos de una semana sin fin....

Vejeta la giralda en lo alto de la torre Esperando a que el viento la haga girar Libre de perjuicios indicara la dirección En el que vendrá el viento, que Traerá recuerdos y sueños en el Amanecer de un nuevo día que triste será....

Tú querido amigo que en mis tardes de melancolía, me decías; que era un fracasado, que mi tiempo en fantasías malgastaba, que rea un perdedor que no sabia componer ni mi propia sinfonía, que todo esfuerzo que ponía baldío era el pues mi alma comprimía. Tú que decías que me abrumaban mis temores, mis recelos, con mis estúpidas preguntas acosándome noche...

Hoy quiero estar en silencio afásico en palabras, estar, solo miradas quiero que pronuncien tu nombre seguidas de un “Te amo” salido del abismo de mi alma que verdad será, pues quiero estar en silencio para jumarme de tu aroma. Beber el vino de tus labios del cáliz de tu boca, sentir vibrar tu piel bajo mis...

Soy como la gaviota que planea en el viento oteando desde arriba el azul del viejo mar, y en su fulgor pretendo localizar los recuerdos ya olvidados.   Soy como la gaviota que del cielo su morada hace y en las olas del mar escudriña con paciencia el rastro de la ilusión que una noche de luna llena salió a navegar, y...

En el atardecer de la noche tu cimbreante cuerpo espero, Arpa Doppla, es con sus tres hileras de cuerdas paralelas, que posee, como miedo, duda y deseo tu cuerpo tiene. Mis manos, sus cuerdas acarician con mesura, y el toque mágico de mis dedos, notas de amor apasionado, arrancan, lanzándolas al viento, tremolando alargados suspiros de felicidad....

Cosas quiero mas no puedo Oteando el horizonte de los sueños No encuentro lo que quiero Todo se vuelve oscuro, mas Intento que mi sueño perderse pueda Grito a la oscuridad del sueño Obteniendo muda respuesta....

Los poetas versos y sonetos, de amor escriben, que poesía es, versos y sonetos que leo con atención, en ellos relatan que Cupido un niño es, un niño con alas, arco y alijaba con flechas, del amor es su Dios.   Mas la historia antigua, de la mitología romana, nos cuenta que Cupido Dios del deseo amoroso erigido fue. Que Venus,...

Cuando el abismo encierra Una oscuridad sublime, el Poderoso dios en el aire y en la tierra Impulsa, quieras o no, la flecha del amor Dando certero golpe en el corazón Obteniendo que la razón pierdas...

Amigo, amigo mio, tú que un día la ausencia hiciste tuya y que en esa ausencia dejaste tu recuerdo en los minutos del tiempo que pasan y pasan sin parar como pasa la vida que un día vino y que otro día se irá sin más. Desde la atalaya de mi ventana veo como las olas del mar acarician...

Tu eres mi inspiración el sublime rostro de mi lienzo, eres la lluvia, que empapa mi piel, y cuando el frío arrecia calor me das. Versos y prosa escribo día y noche de la vida, del alma, tu eres mi inspiración que iluminas, en las estaciones del año, las letras, las palabras, de los versos, de la prosa, de mis sueños, tu sublime...

Tu trovador de sentimientos amanuense de sueños que escribes de ellos, pausado, medido y afinado, que en tu pluma escondes verdad y que en el blanco folio dibujas palabras en verso de la vida, en blanco y negro, y también en color, con esa escritura, la tuya, sencilla ella, tiernos amores descubrir, quieres. Tu trovador del tiempo que escuchas...

Siena tiene el encanto del misterio, el silencio de su historia, que guarda bajo las piedras de los palacetes que recorren sus callejuelas, y como el mudo espectador del tiempo esperando a que llegue su día. Asentada sobre las colinas de la Eturia se encuentra...

En el jardín la algarabia, gran revuelo se siente pues inocentes voces se escuchan, que como mariposas aletean de flor en flor, llevando el polen de sus fantasías. Son las vocecitas de Nicolás y Valentina que con sus inocente ojos hablan de su mundo de fantasía. Sus cuerpecitos se balancean dibujando extrañas figuras en el lienzo de la...

Inmenso cielo es tu sonrisa Valentina, que en las Nubladas y pluviosas tardes de invierno iluminas Oscuridad rompes en mi día a día Con tu cándida vocecita de niña Eres la tempestad en mis tristezas que Necesito para mi inspiración de poeta Tierna sonrisa que presagia días de triunfo Eres el blanco...

Deja que tu mirada hable, que sea sincera y me diga que no soy una desilusión, una frustración en el tiempo. Deja que tu sonrisa invada mi espacio, y llene de recuerdos el bosque de mi memoria. Deja que tus hermosos ojos inunden de luz el océano de mi vida, la penumbra de este triste corazón. Déjame...

Tu mirada me embelesa Tu sonrisa me deleita Tu rostro de mujer me fascina Tu voz me aplaca Tu aroma me embriaga. Tu divina promesa del olvido ocupas el espacio de mi día, el hueco de mis noches, y el tiempo de mis sueños, tus palabras son susurros en mi sueño. Por eso, me encanta pensar en...

¡Oh! Soledad, soledad, sinuosa como el viento eterno silencio de sueños infinitos, que emergen del océano del olvido de tristes recuerdos. Tú, soledad, que habitas en el abismo del pensamiento, que surges de la nada para atraparme en el vacío del todo. En el que el poeta, en el ruido de la noche escribe sus sonetos, sus estrofas, sus versos...

Su mirada descubre la figura de un hombre, de baja estatura, de unos setenta y tantos años, apoyado sobre el balaustre recubierta de mármol travertino, al lado de la estatua del Anger portando la cruz. Aquella figura solitaria, le recuerda una misma escena del pasado,...

Una noche especial, es, en que el firmamento estrellado y una pálida luna singular, están. Bajo la higuera del corral dos cuerpos, hay, arrumacos clandestinos, se traen, agitados por el éxtasis del instante, es, de ese momento especial, de los dos, el susurro  habla, de ellos son, bellos secretos cuentan sé, el uno al otro, mientras...

En la oscura y fría noche cansado me adentro en el desván del pasado, y los recuerdos de lo vivido caminan entre las sombras de los sueños de la noche buscando los instantes perdidos, los momentos de esos recuerdos. Recuerdos tristes y de melancolía que de mis ojos hacen brotar lagrimas de pesar dejando en mi...

Tu, emoción escondida en el palacio del desasosiego que en el momento mas inesperado asaltas me destino. Tu, que hasta pronunciar tu nombre congoja produce ocultando mi realidad, mi verdad sacando mis absurdos miedos. Tu, agria mezcla de remordimientos que cuando voy a salir me encierras en la oscura celda de la desidia. Tu, que estas dentro de mi cabeza que sientes...

Vaga emoción escondida Esa reacción del inconsciente que Retrae los sentimientos Guardándolos en tu interior. Umbral del desasosiego Empeño en el vilipendio Negación de la realidad Zozobra del pensamiento Ambición retraída y postergada...

Inspiración de un momento en la Noche sombría de los sueños, en el Soleado día de primavera, de aquella Tarde en que la mirada descubrió Aquella luz misteriosa de unos ojos que No cesaban de mirar el horizonte Imaginando momentos de un futuro Extraviado entre los recuerdos del pasado Soñando en el instante...

“No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrás pedirle discreción si tú mismo no la has tenido”. Ludwig van Beethoven     El leve sonido de “soprano coloratura” de la voz de Mariola recorre el elíptico canal auditivo de mis oídos, haciendo que me vuelva instintivamente hacia...

Besos al cielo en el Oasis de la vida que forman Sueños al viento que son una Quimera de ensueño de Uniforme colorido, que forman el Embrujo de los sueños Soñados en una noche de pasión....

En el amanecer del día del olvido empiezas a vislumbrar que no sabes a donde vas ni de donde vienes, aunque sabes que estas ahí. Ese día en que l os sueños que acunan las noches se van con el alba, que los recuerdos que amamantan tus días y tu sentir se quedan en...

El día había amanecido despejado y luminoso, por el aspecto de las personas con las que se cruza, se nota que nos estamos adentrando en el verano. Esa estación del año en que los días empiezan a ser más largos y pesados, las noches más...

Acompáñame en el silencio, y escucharas palabras que no he dicho. Palabras sinceras, palabras sentidas, palabras de mentiras que en tiempo pasado boyas en el océano de la sin razón fueron. Acompáñame en el silencio, y escucharas el murmullo de mis penas. Penas escondidas, ocultas, penas grabadas en el corazón, tatuadas en el alma, ocultas tras la bauta del...

Abaco de la vida Rehén del destino, que como Barco velero navega en el Océano anubarrado, con rumbo impreciso Lejos del caos, de un mundo inseguro En busca de esos Sueños inciertos de la vida....

Pretender todo mi amor quiero, pues por ti yo ya muero de amor. De amor ilusionado, quiero, emborracharme de ti, quiero. Pues solo tú mataste mi miedo. No abra obstáculo ni barrera, ni montaña que apartarme de ti pueda. Ya no hay vida sin tu sentir, viviré, porque viviré, porque el destino lo quiere, y si ese destino decide que no este...

(CAPITULO DE LA NOVELA LA BAUTA DEL ZENDALE SEGUNDA PARTE) “La vida no es sueño. El más vigoroso tacto espiritual es la necesidad de persistencia en una forma u otra. El anhelo de extenderse en tiempo y en espacio.” Miguel de Unamuno   El anciano cardenal Romero, Presidente del...

Si ella te pregunta por mí simplemente dile que me fui en busca de otros horizontes otros mares y otros cielos. Dile que soy el polvo del camino, una tormenta de verano, una esperanza perdida, un amor inexistente. Dile lo que te parezca pero nunca le digas, que suspiro por sus besos, que derramo lagrimas de...

Tras años de olvido, perdida en el rincón de la menoría, de los recuerdos, la añoranza de un pasado vuelve en el ocaso de la vida sembrando dudas, llevándote al sueño del que pudo haber sido, y no fue, del que podría ser. Después de haberte querido, y regalarnos largas noches de desvelos, de sueños, de...

En la oscura noche, ella apareció vestida con sus mejores galas, luciendo un perfecto maquillaje, digno de una reina. Su atuendo consiste un elegante vestido blanco, largo hasta los pies, de seda es. Sus hombros desnudos están, para que la brisa de la noche los...

En este amanecer en que el frío se raspa en la ventana, una foto en blanco y negro ajada por el roce del tiempo tu rostro me trae el recuerdo del ocaso de tu vida en un día de primavera. Querida madre. Te fuiste desvaneciendo, marchitándote como una flor poco a poco, en silencio. Tu caminar...

Susurros escondidos en el viento Impasibles al desde y la añoranza, que Logran caminar en la senda del recuerdo Empeñados en guardar los secretos No confesados, que Callejean en la mente, de un Instante concreto del tiempo Ofensores de dudas y reflexiones, que Son cábalas de una realidad concreta. ...

Februa en las Lupercales Esencia de la purificación Bajo la sombra de una higuera Roma inicia la edad adulta En el tiempo sagrado y transitorio, en la Reciente gruta del monte Palatino Observando como Fauno se convierte en loba. En la antigua Roma el 15 de Febrero se celebran, ante diem XV...

Esta mañana, inesperadamente, se abrieron mis ojos, un instante para en el instante siguiente descansar en brazos de la pereza, las persianas de mis parpados, se resisten a la inhabitual pereza. Esta mañana, me siento eco mudo de un suspiro que del alma salió sin temeridad, suspiro del ocaso del pasado, del reciente presente, del incierto futuro. Esta...

Que sencillo parece, qué difícil es, hablar de amor, pero para hablar de amor no son necesarias la palabras, puede hacerse mediante gestos, que importantes son, esas miradas furtivas y de frente, esas caricias tiernas que estremecen la piel, y algún que otro suspiro, pues estos nunca desfallecen, que en besos errantes se transforman vagando en el viento, surcando el...